nueva ministra

Ayelén Mazzina, una joven lesbiana y peronista que llega desde San Luis para ser ministra de las Mujeres

Su nombramiento se da en el cierre de un encuentro feminista con más de 130 mil personas en la provincia. Cercana a Alberto Rodríguez Saa busca trabajar “en territorio” y fomenta políticas para el acceso libre a los productos de higiene menstrual.

San Luis todavía no había terminado de despedir a las 130 mil personas que participaron del 35 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Transexuales y No Binaries cuando llegó el anuncio de que su secretaria de Género sería la nueva ministra de las Mujeres a nivel nacional.

“¿La Aye? ¿Vos me estás cargando?”, preguntan del otro lado de la línea. La Aye es Ayelén Mazzina Guiñazú, profesora de Ciencias Políticas y militante peronista. La puntana no figuraba en las especulaciones que circulaban en despachos y redacciones desde la salida de Elizabeth Gómez Alcorta la semana pasada. Desconocida para muchos, Mazzina cerraba el fin de semana largo con el éxito de haber atravesado la reunión multitudinaria sin disturbios ni grandes problemas. En esos mismos días se estaba decidiendo su futuro inmediato.

El comunicado oficial de su designación dice que tiene 32 años aunque a fines de septiembre celebró sus 33. Desde su llegada a la Secretaría en 2019 hizo de su juventud una marca de estilo: tatuajes visibles, zapatillas de colores, jeans y cualquier otra prenda que se escape de lo formal.

La agenda Ayelén Mazzina, ministra de las Mujeres: menstruación y territorio

“Me gustaría replicar el modelo de San Luis a nivel nacional” fue su primera declaración después del anuncio, hecha precisamente a un diario de la provincia. Dentro de los logros de su gestión está la creación de “Weye”: un espacio físico para personas LGBTIQ+ construído en una vieja comisaría donde muchas personas travestis y trans fueron alguna vez detenidas.

Un detalle que no parece menor ante las razones de la salida de Gómez Alcorta: “weye” es precisamente una palabra mapuche que se usa para nombrar a quienes no son hombres ni mujeres.

Mazzina era secretaria de Género en San Luis. El fin de semana participó del 35 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Transexuales y No Binaries que se hizo en esa provincia.  (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)
Mazzina era secretaria de Género en San Luis. El fin de semana participó del 35 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Transexuales y No Binaries que se hizo en esa provincia. (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)

El foco en esta población es una de las críticas que hacen los detractores de Mazzina. Una encuesta de su propia cartera hecha en 2019 estimó en 200 la cantidad de personas trans, travestis o no binarias que viven en la provincia.

Voces más favorables a su gestión marcan que el foco estuvo en realidad en “hacer territorio”: poner consejerías y fomentar y formar promotoras que pudieran asesorar e intervenir en materia de violencia de género. “Acercarse a aquellas que no iban a salir a buscar ayuda”, explica alguien que trabajó hasta ahora cerca de ella. San Luis cuenta con un sólo refugio.

Fue la segunda provincia en ocuparse institucionalmente de la gestión menstrual y lo hizo a través de la sanción de una ley para proveer a la población de copas menstruales de forma gratuita como una alternativa que es también “saludable y respetuosa del medio ambiente”. Ya entregaron 400 kits en los departamentos de Belgrano, San Martín y Junín, al término de campañas de información.

También lanzó una encuesta para mejorar el acceso a preservativos para vulvas. No se trata del “preservativo femenino” sino campos de latex y barreras que permitan el cuidado en relaciones sexuales más allá de la penetración.

Amor y visibilidad

Hace poco contó a Infobae que una de sus abuelas reza para que deje de ser lesbiana. Ella pide lo contrario. Dice que aceptar y poder decir en voz alta que le gustaban las mujeres fue “volver a nacer”. Hasta entonces había tenido un novio y cumplía con las expectativas de una familia religiosa que esperaba para ella un camino tradicional. Hoy Mazzina hace de la visibilidad lésbica una bandera y hasta un outfit: acudió a las urnas vestida con los colores del arcoiris.

La nueva ministra asistió a votar con una outfit con los colores del arcoiris, visibilizando la lucha LGBT. (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)
La nueva ministra asistió a votar con una outfit con los colores del arcoiris, visibilizando la lucha LGBT. (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)

Está en pareja y en San Luis cuentan que es habitual verla en espacios “del ambiente” puntano. Orgullosa. “Visibilidad lesbica porque existimos, resistimos, ocupamos las calles, las plazas y las canchas”, escribió el año pasado. Es la segunda persona abiertamente gay del Gabinete que ya cuenta con el ministro de Transporte Alexis Guerrera.

Albertista del otro Alberto

Mazzina es del riñón de Alberto Rodríguez Saa y sus detractores la han acusado de guardar silencio ante hechos que pueden ser incómodos para el gobernador, como la prolongada desaparición de Guadalupe Lucero o la muerte de Florencia Magalí Morales en una comisaría en 2020. Para Rodríguez Saa Mazzina solo tiene elogios y lo mantiene como foto de portada en su cuenta de twitter.

Algunos esperan que ese vínculo estrecho pueda funcionar de espaldarazo para Mazzina en su llegada al Gabinete nacional, en plena crisis política y sin padrino (o madrina) local. Ella es de Alberto pero no de Fernández sino de Rodríguez Saa.

La flamante ministra viene del riñón de Alberto Rodríguez Saa. En San Luis se enfocó en la creación de consejerías para ayudar a víctimas de violencia de género y en la gestión menstrual. (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)
La flamante ministra viene del riñón de Alberto Rodríguez Saa. En San Luis se enfocó en la creación de consejerías para ayudar a víctimas de violencia de género y en la gestión menstrual. (Foto: Prensa Ayelén Mazzina)

Mazzina sí es amiga personal de la senadora María Eugenia Catalfano, presidenta de la Banca de la Mujer en el Senado. “Diría que es su mejor amiga, de ahí van a salir grandes proyectos y la posibilidad de articulación”, se entusiasma un cercano. Mazzina hereda de su predecesora el proyecto para la construcción de un sistema integral de cuidados con perspectiva de género. Todavía está en diputados, sin suerte ni movimiento.

Gómez Alcorta se apuró a saludar a su sucesora: “Con mucha alegría recibo la noticia de que Ayelén Mazzina será la nueva ministra. Compañera generosa, humilde y con una gran capacidad de gestión. Confío en que seguirá levantando bien alto las banderas de los derechos de las mujeres y LGBTI+. ¡Éxitos compañera!”, escribió el lunes a la tarde. Le deja las llaves de un gabinete cuestionado por sus propias acciones y omisiones.

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Techera
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.