Bobinas Blancas: cómo actuó el sicario que mató a los narcos

La justicia avanza en la investigación de la venganza narco relacionada con la causa “Bobinas Blancas”. En el barrio de Belgrano de la Capital Federal fueron asesinados de Rodrigo Alexander Naged Ramírez (59) y su hijo Jhon Naged (30). Ambos recibieron un tiro en la cabeza. Además tenían heridas cortantes en su cuerpo.

La principal hipótesis que siguen los investigadores es la de un ajuste de cuentas. También investigan si algún miembro de la banda los mató para que no revelen información clave ante el juez que investiga el envío de drogas de Argentina a Canadá y España. En Bahía blanca ze secuestró casi dos toneladas de cocaína que estaban escondidas en el Parque Industrial.

De acuerdo a lo que se pudo reconstruir hasta ahora, la secuencia comenzó cerca de las 22 del lunes, cuando la abogada de los narcos fue hasta el departamento donde estaban los dos hombres. Unos minutos después, cuando el hijo del narco le fue a abrir la puerta a la profesional para despedirla, se encontró con un hombre de unos 30 años que los amenazó a los dos con una pistola.

La doctora Julieta Estefanía Bonanno contó a los investigadores que fue obligada a atar a Naged Ramírez y su hijo con una soga a dos sillas, y que luego fue encerrada en el lavadero.

Lo que siguió después fueron las dos detonaciones y los gritos de auxilio de la mujer. Bonanno logró soltarse y encontró en el living a los dos hombres asesinados. La División Homicidios de la Policía de la Ciudad halló en el lugar dos vainas servidas calibre 9 mm y un cuchillo lleno de sangre. Al parecer, antes de ejecutarlos, el atacante apuñaló a sus víctimas. Por eso, una hipótesis es que el asesino también buscaba sacarles información.

Según la investigación del juez federal de Campana Adrián González Charvay, Naged Ramírez tenía un rol clave en la organización narco detenida en junio del año pasado. Era el encargado de ocultar la droga para eludir los controles aduaneros. Dicen que era experto en esa tarea y para eso viajó desde México, en mayo de 2017.

Naged Ramírez fue detenido hace un año en Puerto Madero, pero dejó la cárcel en marzo, luego de sufrir un ACV que le provocó serias secuelas. Cada tres meses era evaluado por una junta médica para saber si podía volver a ser afectado por la investigación. Justamente, uno de los temas que seguía con su abogada era el trámite para ser declarado inimputable.

En el edificio de Cabildo al 2600 hay cuatro cámaras de seguridad que eran analizadas por los investigadores. Una de ellas, que apunta a la puerta, muestra el momento en el que Bonanno llegó al edificio, tocó timbre y esperó a que Jhon Naged bajara a abrirle la puerta.

Fuentes de la investigación señalaron a Clarín que en la filmación quedó registrado un hombre de gorra y unos 30 años que ingresó detrás de la abogada. Según la Policía, le dijo a la mujer si podía entrar con ella porque no tenía las llaves de su casa. Luego, Bonanno subió con Naged hasta el cuarto piso. Creen que el sospechoso se escondió en las escaleras del edificio y fue al palier del departamento de las víctimas, donde esperó hasta que abrieran la puerta.

Un dato que le llama la atención a los investigadores es que la mujer debió esperar varios minutos en la puerta hasta que bajaran a abrirle y durante todo ese tiempo el sospechoso, que dijo no contar con las llaves de su casa, permaneció detrás de ella aunque otros vecinos entraron y salieron, según dijo una fuente policial a Clarín.

El caso quedó a cargo del juez Criminal y Correccional N° 55, a cargo de Alejandro Litvack. Pero no se descarta que sea absorbido como parte de la causa “Bobinas Blancas” que investiga González Charvay.

Fuente: Clarin y Canal Siete

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Techera
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.