Bono Anses: cómo será el cronograma de pago del segundo refuerzo de $ 10 mil

El gobierno confirmó que durante junio se pagará la segunda ronda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), con el objetivo de asistir a los sectores más vulnerables que vieron afectados sus ingresos por el impacto de la pandemia del Covid-19.

El anuncio fue formulado por la directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, durante una conferencia de prensa realizada en la Casa Rosada.

Según explicó la funcionaria, el cronograma de pago se pondrá en marcha el próximo 8 de junio mediante el pago a aquellos receptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que recibirán ambos beneficios en forma conjunta.

Posteriormente, se estableció que cobrarán quienes tienen puedan informar una Clave Bancaria Uniforme (CBU) para poder recibir el pago en una cuenta bancaria. Y luego, se comenzará a pagar los $10.000 a aquellos beneficiarios no bancarizados.

“Los que no tienen tengan la posibilidad cobrar a través del banco, además de recibir los $10.000 podrán recibir un CBU, para que no solo estén incluidos ante la emergencia sino que también queden bancarizados y reciban inclusión en todos los sentidos”, señaló Raverta.

La funcionaria señaló que la Anses busca armar “un cronograma inteligente, más ágil, que se extiende en el tiempo porque 9 millones de personas no pueden salir todos juntos a cobrar”.

Raverta afirmó que el proceso de pago de esta segunda cuota se extenderá a lo largo de 4 a 5 semanas, en contraposición al primero que se inició a comienzos de abril y aún no finalizó.

La funcionaria anticipó que quienes cobraron el bono de $10.000 en su primera emisión no necesitarán anotarse otra vez para cobrar el refuerzo, que el universo de beneficiarios sería el mismo que ya accedió a la primera ronda.

Según un informe de los Ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Trabajo, el pago del IFE evitó que en el último tiempo entre 2,7 y 4,5 millones de personas cayeran en la pobreza y la indigencia en la Argentina.

El IFE, que en su primera instancia alcanzó a 8,3 millones de beneficiarios que vieron reducidos sus ingresos durante la cuarentena, “es una de las medidas de transferencias más grandes llevadas a cabo en el marco de la pandemia que ayudó a evitar que se amplíen las brechas de desigualdad que existen en el país”, según explicó el ministerio de Economía en un reciente informe.

Fuente: Infobae

+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp