Canal Siete
sábado 13 de abril

Banda de las pastillas: cinco de los detenidos ya están en la cárcel de Viedma

Cinco de los detenidos en la investigación de la “banda de las pastillas” ya están alojados en la cárcel federal de Viedma.

Ante la falta de lugar en la Unidad número 19 de Saavedra, se dispuso el traslado a la provincia de Río Negro de Guido Gentili, Francisco Salazar, Mariano Trellini, Matías Cragno y Javier Selvaggio.

La Juez Mirta Filipuzzi había dispuesto sobre ellos el procesamiento con prisión preventiva en la causa donde se los acusa de formar una banda para vender drogas sintéticas en el boliche El Reino.

Si bien todavía están pendientes las apelaciones de los acusados, por ahora permanecerán tras las rejas en una unidad carcelaria.

Aún resta definir el futuro de Acosta y Borja, los dos últimos involucrados en la investigación que se entregaron a la justicia.

Según los investigadores, hay pruebas muy fuertes que complican a todos los imputados. En el allanamiento en El Reino secuestraron 70 pastillas de éxtasis, 30 papelitos de ketamina y marihuana. Pero hay más.

La fiscalía cree que la organización era liderada por Guido Gentili con la colaboración de Danilo Acosta y Francisco Salazar. En los seguimientos realizados por el personal de la Prefectura, los efectivos pudieron ver a Gentili coordinando los movimientos dentro del boliche con el resto de los involucrados. Además sostiene que a partir del acercamiento entre Gentili, Salazar, Facundo Francisco y Maximiliano Borja, comenzó la venta de la droga sintética en las fiestas que organizaban.

En la casa de Acosta la justicia secuestró 6 frascos de Ketamil, el elemento necesario para “cocinar” la ketamina. En esos recipientes había 50 ml de Ketamil. Según un informe de la Procuraduría de Narcocriminalidad de la Nación, que consta en la causa, con eso se pueden hacer 83 dosis de ketamina.

Por lo tanto, para la fiscalía, no es creíble que pueda argumentarse que esa droga es para consumo personal y por el contrario muestra una clara intención de lucro por parte de Acosta. Es decir, la “cocinaba” para venderla. Además, en el lugar se encontraron papeles para envolver las dosis fraccionadas.

Por eso también la fiscalía se opuso al pedido de excarcelación formulado por la defensa de Acosta.

Además consta en la causa que el contrato de alquiler del boliche fue firmado por Javier Selvaggio y que el responsable del pago era Mariano Trellini. Además se los acusa de promocionar las fiestas y comercializar las drogas. El fiscal sostiene que todos se combinaban para la organización de las fiestas y para obtener un lucro económico de la venta de estupefacientes que se hacía allí.

Algunos de los detenidos intentaron recuperar la libertad. Sus abogados hicieron presentaciones y todas fueron rechazadas. La justicia sostiene que existe peligro de fuga (hay dos imputados que todavía no aparecen) y que pueden entorpecer la investigación. Esto último quedó claro en la audiencia de apelación por el pedido de libertad de Matías Cragno. Allí la fiscalía expresó que, pese a estar detenido, Cragno (o alguien de su confianza) borró de Facebook todos los contactos relacionados con fiestas electrónicas. Creen que en libertad podría eliminar más pruebas.

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.