Canal Siete
miércoles 17 de julio
en Villa Harding Green

Después de la explosión: Chambón se recupera y derrumbarían la casa

Derrumbarán la casa que sufrió la explosión de una garrafa en Villa Harding Green.

Su propietario, Hugo Chambón, de 76 años, solo resultó con algunas quemaduras en la cara y en la mano y el viernes recibió el alta médica. “Está mal anímicamente. No puede creer lo que pasó”, dijo su hijo Pablo.

Pablo recuerda con claridad la mañana en la que recibió la llamada de su padre. Había terminado de trabajar tarde y planeaba comenzar su jornada más tarde de lo habitual. “Al principio pensé que era algo leve, pero cuando salí de mi casa, escuché las sirenas de bomberos y ambulancias. Ahí me asusté mucho más”, narró Pablo.

Al llegar al lugar, Pablo encontró una escena caótica. La casa estaba gravemente dañada, y los servicios de emergencia estaban en plena acción. “Cuando llegué, vi que la ambulancia estaba justo yéndose. Pregunté a dónde lo llevaban y me dijeron al hospital municipal. No lo había visto todavía porque ya lo habían subido a la ambulancia”, contó.

Los equipos de rescate le informaron que Hugo había quedado atrapado bajo los escombros y que fue rescatado con agua encima y cubierto con una cobija mientras esperaban la llegada de la ambulancia. Afortunadamente, aunque aturdido, Hugo pudo comunicarse por teléfono, lo que tranquilizó a Pablo sobre su estado inmediato.

Pablo explicó que el origen de la explosión fue una desafortunada combinación de eventos. “Mi papá quería sacar el polarizado del auto. Decidió usar un soplete para calentar el vidrio, pero al parecer, la garrafa no tenía gas suficiente y la estaba cargando de un tubo mayor. Además, sin darse cuenta, dejó la cocina encendida con carne en el horno”, detalló. Al entrar a la casa, la acumulación de gas provocó una explosión que derrumbó parte de la estructura, dejando a Hugo atrapado.

En cuanto al estado de salud de Hugo, Pablo informó que su padre tiene quemaduras en la cara y una mano, y aunque su piel está hinchada y pelándose, lo que más preocupa a la familia es su estado anímico. “Físicamente está bien dentro de lo que cabe, pero está muy afectado emocionalmente. Es una situación que nunca antes había enfrentado“, comentó Pablo con preocupación.

Después de la explosión: Chambón se recupera y derrumbarían la casa
Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.