Canal Siete
martes 28 de mayo
brillaron una vez más

Kiss en la Argentina: una despedida cargada de clásicos, fuegos artificiales y emociones fuertes

La legendaria banda volvió al país con un recital explosivo donde no faltaron sus conocidos trucos escénicos. Una noche con varios himnos del rock que cautivaron a los fans.

“Querés lo mejor, tenés lo mejor”, es la frase de cabecera de Kiss y lo cumple. La banda, con 50 años de trayectoria, se está despidiendo de su público con una gira arrolladora. Cerca de 50.000 personas disfrutaron de su presentación en el Campo Argentino de Polo.

Luego de la apertura de la banda Arde La Sangre, con un set fuerte y ajustado, llegó el momento más esperado. Al ritmo de “Rock and Roll”, el clásico de Led Zeppelin, a las 21.30 cayó el gran telón que colgaba sobre el escenario para la aparición de Paul Stanley, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer en unas plataformas.

Gene y Paul, brillando en el escenario (Foto: prensa Kiss).
Gene y Paul, brillando en el escenario (Foto: prensa Kiss).

Sus eternos trajes brillaron una vez más. Esas gigantes botas con plataforma volvieron a pisar con fuerza ante el delirio del público. El “End Of The Road World Tour” estaba en marcha. Estas majestades del espectáculo volvían a sorprendernos. Un repaso por la carrera de unos de los grupos más famoso que marcaron el camino del entretenimiento musical en grandes estadios.

Padres con hijos -una gran cantidad de con la cara maquillada como los personajes del grupo- comenzaron a vibrar ante cada movimiento de los músicos. Una verdadera fiesta de rock and roll como solo Kiss lo sabe hacer: sangre de mentira, fuegos artificiales, tarimas que suben y bajan, humo y luces láser. No faltó ningún truco.

Toda una ingeniería puesta a la imaginación y la fantasía de este grupo formado en Nueva York, en 1973, por el bajista Simmons y el cantante y guitarrista Stanley. Luego se sumarían el baterista Peter Criss y el guitarrista Ace Frehley, pero esa es otra historia.

Kiss y su imponente escenario (Foto: prensa Kiss).
Kiss y su imponente escenario (Foto: prensa Kiss).

Cada movimiento quedó registrado en las grandes pantallas. “No hablo muy bien en español, pero entiendo sus sentimientos y mi corazón es de ustedes”, dijo un emocionado Stanley que no se cansó de nombrar “Buenos Aires”.

“Detroit Rock City”“Shout It Out Loud”, “Deuce” y “War Machine” fueron las primeras canciones en sonar ante un estadio encantado. El “Kiss Army argentino” estaba en su mejor momento.

Llegarían los primeros clásicos coreados por la multitud como “Heaven’s on Fire” o “I Love It Loud” con Gene Simmons agarrando una espada y lanzando llamas. Su histórica lengua también hacía de lo suyo.

“Esto es un espectáculo montado que no le falta nada. Música, actuación, luces…todo”, contó una fan junto a sus hijas. “Pasan los años y su energía sigue intacta”, agregó emocionada.

Promediando el show apareció el eterno “Lick It Up” coreado por los fans. “Soy Kissero, es un sentimiento, no puedo parar”, cantaban como agradecimiento sin dejar hablar al eterno joven Stanley. Quedaba mucho más: “Calling Dr. Love”, “Tears Are Falling”.

Gene Simmons y Paul Stanley señalando al público (Foto: prensa Kiss).
Gene Simmons y Paul Stanley señalando al público (Foto: prensa Kiss).Por: TrigoGerardi

Como todo buen show de rock, cada uno de los músicos tuvieron su momento de solos. Singer le dio con fuerza a los parches, con su doble pedal de bombo demoledor. Thayer desplegó su arsenal de punteos y Simmons subió a las alturas con su bajo para cargar de graves el ambiente y escupir sangre de mentira. “God of Thunder” y “Love Gun” anticiparon un momento especial.

Paul Stanley, en las alturas (Foto: prensa Kiss).
Paul Stanley, en las alturas (Foto: prensa Kiss).

“¿Quieren que esté con ustedes?” preguntó Paul. “Yo puedo estar con ustedes”, respondió. El cantante se subió a una suerte de tirolesa para pasar por arriba del público del campo VIP y aterrizar en un pequeño escenario sobre el mangrullo de sonido. “Estos veteranos del rock están para cualquier locura”, dijo un fan con experimentado.

El Campo Argentino de Polo se convirtió en una gran pista de baile con ” I Was Made for Lovin’ You”. La imagen de una gran bola bolichera se adueñó de las pantallas gigantes.

Gene Simmons, gigante sobe el escenario (Foto: prensa Kiss).
Gene Simmons, gigante sobe el escenario (Foto: prensa Kiss).

“Black Diamond”, “Beth” (a cargo de Singer en el piano acompañado de una pista con los arreglos originales) y “Do You Love Me”, marcaron el final de la noche. Los integrantes de Kiss pidieron que los fans hagan locuras para tomarse una foto con ellos. El cierre no pudo ser mejor: “Rock and Roll All Nite”. Una lluvia de papel picado se adueñó del aire como marco perfecto a una noche histórica.

Después de dos horas de show, se encendieron las luces y el público se retiró satisfecho mientras sonaba en los parlantes “God Gave Rock ‘n’ Roll to You II”. No pareció un show de despedida. En ningún momento se hizo mención a esto. Los maestros En los fans quedaron las ganas de una vez más ¿Nos ilusionamos?

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.