Canal Siete
domingo 26 de mayo
guerra eterna

“Me odia”: la angustia de Nazarena Vélez por los audios que se filtraron de su exmarido Daniel Agostini

La mediática dijo que no le sorprende enterarse de que el cantante es una persona agresiva.

La historia de amor entre Nazarena Vélez y Daniel Agostini terminó hace 20 años en los peores términos. Después de su separación, la mediática tomó distancia de él, hasta el punto de no tener vista ni comunicación alguna. Sin embargo, la “angelita” descubrió que después de tanto tiempo, el hombre aún siente un profundo odio hacia ella, por medio de un audio entre varios, que actualmente se encuentra en manos de la Justicia.

La revelación fue dada a conocer por su compañera Fernanda Iglesias en LAM (América), cuando reportó que salió el fallo de divorcio que separa al cantante de su actual esposa. Entre los detalles, la panelista afirmó haber escuchado varios “audios terribles” que prueban su carácter violento, pero destacó uno en particular en el que él menciona a la madre de Barby Vélez: “A Nazarena hasta que no la viera muerta no iba a parar”.

Ante la gravedad del testimonio, Maite Peñoñori quiso indagar sobre el tema y consultó a su compañera, “O sea, ¿vos escuchaste la voz de Agostini?”, a lo que la aludida contestó, “Sí, esos audios me los hicieron escuchar para que yo crea lo que me estaban narrando”.

En tanto, Nazarena se mantuvo inmutable y tensa mientras escuchaba los dolorosos detalles violentos que, si bien tuvieron lugar en fecha reciente, ella conoció de primera mano hace dos décadas. Sin embargo, decidió encarar el tema y contó algunas incidencias traumáticas que ocurrieron hacia el final de su relación con el polémico artista y que ella recuerda muy vívidamente.

“Tenemos relación, la justa y necesaria, solo cuando pasa algo con nuestro hijo El Chyno. Hace dos años que no hablamos. Me lleva a un momento muy doloroso en el que le rompí el auto y estuve tres meses sin ver a mi hijo. Por ese fue que me saltó la térmica y volví de Córdoba, ahí le rompí el auto y le secuestré el perro. Saca lo peor de mí”, explicó Naza. Y agregó: “Nada de lo que estoy escuchando no me sorprende. (…) Él me odia”.

Nazarena Vélez opinó del escándalo con Daniel Agostini: "No me sorprende"

Nazarena Vélez contó que un ex puso una cámara oculta y la grabó en la intimidad: “Vi el video, casi muero”

En medio de un debate sobre la denuncia que recibió David Nalbandian por “acoso y hostigamiento” y que formuló una expareja, Nazarena Vélez contó uno de los episodios más inquietantes que vivió: un exnovio instaló sin su consentimiento una cámara oculta en su casa y la filmó mientras tenían intimidad.

“Hay gente morbosa, a mí me lo hicieron. Lo vi, me filmó teniendo relaciones sexuales. Casi me infarto”, contó la panelista en el ciclo LAM (América), frente a la incredulidad de Ángel de Brito. Cuando sus compañeros le consultaron de quién se trataba, ella se limitó a decir, “El primer ‘enfermo’, no quiero dar nombres”, y de inmediato, todos ataron cabos, pero la incógnita quedó instalada entre los televidentes.

(Foto: Instagram / nazarenavelez)
(Foto: Instagram / nazarenavelez)

El conductor, quien parecía sorprendido ante la historia, quiso saber cómo la angelita descubrió la traición. “Te estoy hablando de hace 20 años ¿Viste esas camaritas, chiquititas, negras? La tenía al lado del televisor y le puso una cinta negra a la luz roja. Vi el video, casi me muero. Le destrocé el departamento”, relató Vélez indignada.

Pero en su testimonio, la madre de Barbie Vélez expuso un dato aún más perturbador sobre esta persona y su comportamiento repulsivo. De acuerdo con lo dicho, ella descubrió que también grabó a otras personas y guardaba las cintas en la vivienda que compartían. Se desconoce si en algún momento, la mediática denunció a su agresor frente a la justicia.

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.