Canal Siete
lunes 20 de mayo
Nuevo Gobierno

Ajuste fiscal, inflación y cepo al dólar: las primeras definiciones económicas de Javier Milei como presidente

Javier Milei juró ante la Asamblea Legislativa y se convirtió en el Presidente de la Argentina. Luego de presentarse ante el Congreso, se dirigió a las escalinatas y dio su primer discurso en público como jefe de Estado. Desde allí dio algunos lineamientos económicos para lo que viene.

“Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”, expresó Milei y siguió: “El kirchnerismo, que en sus inicios se jactaba de tener superávits gemelos, fiscal y externo, hoy nos deja déficits gemelos por 17% del PBI”.

“A su vez, el 15% corresponde al déficit consolidado entre el Tesoro y el Banco Central. Por lo tanto, no existe solución viable en la que se evite atacar el déficit fiscal. Un 5% corresponde al Tesoro y 10% al Banco Central”, explicó.

Así, Milei se refirió a las medidas que tomará para afrontar este escenario: “La solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público de 5 puntos del PBI, que a diferencia del pasado, caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

“Por otro lado, es necesario limpiar los pasivos remunerados del Banco Central que son responsables de los 10 puntos del déficit. De esta manera se pondría fin a la emisión de dinero y con ello a la única causa de la inflación empíricamente cierta y válida en términos teóricos”, indicó el libertario.

Javier Milei habló sobre la política económica que llevará adelante.
“La política monetaria actúa con un rezago que oscila entre 18 a 24 meses, aun cuando dejemos de emitir dinero seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del desmadre monetario del gobierno saliente. Haber emitido por 20 puntos del PBI no es gratis: lo vamos a pagar en inflación”.

“A su vez, el cepo cambiario no solo constituye una pesadilla social y productiva porque implica altas tasas de interés, bajo nivel de actividad y de empleo formal y salarios reales miserables que impulsan el aumento de pobres e indigentes, sino que además, hoy el sobrante de dinero en la economía es el doble del que había en el Rodrigazo, que multiplicó por seis la tasa de inflación.

Javier Milei habló de la hiperinflación.
Inmediatamente, Javier Milei enfatizó: “Un evento similar significaría multiplicar la tasa de inflación por 12 y dado que viene viajando a un ritmo del 300%, podríamos pasar a una tasa anual del 3600%. A su vez, dada la situación de los pasivos remunerados del BCRA, en muy poco tiempo se podría cuadriplicar la cantidad de dinero y con eso llevar a la inflación a niveles del 15.000% anual”.

“Este número, que parece un disparate, implica una inflación del 52% mensual, mientras que hoy mismo viaja a un ritmo que oscilan entre el 20% y el 40% mensual para los meses entre diciembre y febrero”.

Leé también: Javier Milei anunciará mañana a primera hora las medidas iniciales de su Gobierno

“El gobierno saliente nos dejó plantada una hiperinflación y es nuestra máxima prioridad hacer todos los esfuerzos para evitar semejante catástrofe que llevaría a la pobreza por encima del 90% y la indigencia por encima del 50%. No hay solución alternativa al ajuste”, argumentó el Presidente.

Javier Milei centró su discurso en la economía
“La herencia no termina ahí”, dijo Milei al compás de los cánticos de la militancia. “Los desequilibrios en tarifas son solo equiparables al desastre que dejó el kirchnerismo en el 2015. En el plano cambiario la brecha oscila entre el 150% y 200%”, apuntó.

La deuda con importadores, según Milei, “supera los US$30.000 millones y las utilidades retenidas a las empresas extranjeras alcanzan los US$10.000 millones. La deuda del BCRA e YPF suman US$25.000 millones y la deuda del Tesoro suma US$35.000 millones adicionales. La bomba de deuda asciende a US$100.000 millones que habrá que sumar a los US$420.000 millones de deuda existente”.

“La conclusión es que no hay alternativa al ajuste y el shock. Eso impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales y la cantidad de pobres e indigentes. Habrá estanflación, es cierto, pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años, con una caída del 15% del PBI per cápita. Hace más de una década que vivimos en estanflación y este es el último mal trago para comenzar la reconstrucción argentina”, sostuvo el líder de La Libertad Avanza.

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.