Canal Siete
viernes 12 de abril
recorte

En el primer bimestre del año, casi la mitad del ajuste que aplicó el Gobierno fue en jubilaciones y gasto social

El equipo económico alcanzó superávit primario en sus cuentas por dos meses consecutivos. Estimaciones privadas explican que más de un tercio del recorte responde al componente previsional y llega al 45% si se suma la asistencia social.

El plan de ajuste que puso en marcha el Gobierno mostró resultados rápidos y profundos en materia fiscal. Por un lado, el Ejecutivo alcanzó el objetivo de tener superávit primario durante los primeros dos meses del año, pero a costa de una fuerte reducción de partidas, sumadas al efecto de la “licuación” de ciertos ingresos a causa del acelerado ritmo al que corren los precios.

De acuerdo a estimaciones privadas, en febrero el resultado fiscal primario fue de $1,12 billones y acumuló $3,2 billones en el primer bimestre. Esto representa una reducción real del gasto primario anual del 36% y una caída del 6% de los ingresos. De esta manera, las cuentas fiscales suman un bimestre consecutivo de resultados positivos.

Sin embargo, en el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) alertaron que existieron ciertas diferencias en la dinámica de gastos e ingresos en los distintos meses. “Al evaluar las diferencias entre enero y febrero entre los ingresos, el gasto total y el resultado fiscal, es posible afirmar que en febrero el descenso del gasto tuvo que compensar la caída de los ingresos, a diferencia del mes de enero, en donde los ingresos se mantuvieron constantes. No obstante, la reducción real del gasto total y la mejora del resultado fiscal en el primer bimestre fue significativa, con un descenso de $5.234.000 millones y un incremento de $4.910.000 millones, respectivamente”, puntualizaron en IARAF.

“Algo más de un tercio del recorte del bimestre responde a un menor gasto previsional y la explicación se eleva a 45% considerando el ajuste en el resto del gasto social (AUH, AAFF, Potenciar Trabajo, etc.)”, detallaron los especialistas de la consultora LCG.

En este sentido, describieron que este escenario responde más al plan de pasar la “licuadora” que a la “motosierra”. Es decir, que más allá de los recortes, la inflación -que sumó 36,6% en los dos primeros meses del año- erosionó el valor que sumaron esas prestaciones a lo largo de ese mismo período.

Cuáles fueron los rubros más afectados por el plan de ajuste en los primeros dos meses del año

A la hora de revisar los distintos componentes del gasto durante enero y febrero, en IARAF distinguieron que prácticamente todos registraron caídas. “En los primeros dos meses del año, se aprecia que 15 de los 16 componentes del gasto tuvieron descensos en términos reales. La excepción fue el rubro de prestaciones del INSSJP, que se mantuvo constante en términos reales”, especificó.

Javier Milei y Luis Caputo (Fotos: NA)
Javier Milei y Luis Caputo (Fotos: NA)

“Desde el punto de vista del aporte al monto total ahorrado de $5,5 billones, los gastos que más se redujeron y más aportaron fueron jubilaciones y pensiones contributivas (-$1.873.000 millones), inversión real directa (-$748.000 millones), subsidios a la energía (-$632.000 millones) y salarios (-$385.000 millones)”, indicaron.

Fuerte ancla fiscal y compromiso inclaudicable con el FMI

El programa fiscal que impulsa el Gobierno tiene el objetivo mostrar una señal de reordenamiento y estabilización de las cuentas públicas. Pero también existe un compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional que el Ejecutivo busca cumplir en cada una de sus metas.

“La dinámica de las cuentas fiscales en febrero confirma que el equilibrio fiscal no es materia de negociación por parte del Gobierno”, sentenció la consultora LCG.

En tanto, subrayó que el equipo económico ya se encamina a cubrir la pauta fiscal, una de las troncales de las acordadas con el organismo. “El compromiso con el FMI de alcanzar un superávit primario de $0,9 billones al cierre del primer trimestre ya estaría cumplido y el Gobierno cuenta con un margen de casi $2,2 billones para marzo”, sostuvo.

Aun así, alertó que todavía quedan dudas sobre la sostenibilidad en el tiempo de continuar con medidas de ajuste, especialmente por el impacto que tienen en los sectores más vulnerables. “Siguen quedando dudas respecto al costo social de esta convergencia fiscal acelerada. Por el momento, la licuación sigue siendo más preponderante que la motosierra y la falta de enforcement para las reformas que el Gobierno intenta aplicar ponen dudas sobre la posibilidad de mantener el ajuste en el tiempo”, expresó LCG.

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.