3 años de calvario

Condena para un remisero "trucho" acusado de abusar de su pequeña pasajera a los 12 años

Tras un juicio por jurados, el Juez, Dr. Julián Saldías, en representación del Tribunal criminal 3, impuso 11 (once) años de cárcel para Guillermo Vallejos, un remisero “trucho” acusado de abusar sexualmente de una pequeña pasajera, entre sus 12 y 15 años de edad

El debate realizado el pasado 7 de noviembre encontró de manera unánime CULPABLE a Vallejos de “abuso sexual gravemente ultrajante reiterado, agravado por la situación de guarda”.

Entre los detalles conocidos y argumentados por la fiscal, Dra Marina Lara, los hechos sucedieron entre el 29 de noviembre de 2008 y el 28 de noviembre de 2011. En ese período el acusado, Guillermo Vallejos, aprovechaba los trayectos en los que la menor quedaba a su cargo para trasladarla al colegio y la abusaba en un auto que funcionaba como remis “trucho”.

La causa comenzó a ser investigada en el año 2019, situación por la cual tras distintas pericias y testimonios, entre otros, se ordenó la detención del remisero”.

Unánime fue el veredicto del jurado durante el juicio

En su momento la victima, D.S (siglas de su nombre) contó a través de redes sociales su dolor y silencio de una historia que no pudo contar a tiempo, y que recién lo hizo años mas tarde, ya siendo mayor de edad

Hoy digo con 24 años, un nudo en la panza y los ojos llenos de lágrimas que me alegro de no haber sido UNA MENOS. A continuación voy a contar lo que me hizo este hombre que se llama GUILLERMO VALLEJOS durante años en mi infancia y adolescencia. Me cuesta mucho hablar todavía. Después de más de 10 años me animé a denunciarlo, antes no lo hacía por miedo.

Cuando tenía 11 años me llevaba a la escuela con otros chicos. Él era “remis trucho de villa delfina”, siempre me decía que me siente en el asiento delantero. Al principio todo era normal, al menos para mi inocencia de esa edad. Luego empezó a hacerme “regalitos” me daba golosinas, chocolates y me decía que no diga nada sobre lo que me hacía.

Un día pasó lo peor cuando me traía de la escuela (sola). Se desvió del camino hacia un descampado donde me hizo besarlo a la fuerza y me manoseaba, esto paso en reiteradas ocasiones hasta que, en una de ellas, abusó de mi. Siempre me tuvo amenazada diciéndome que no cuente nada. Diciendo que se había retrasado en entregar a otros chicos en la casa y por eso llegaba más tarde a la mía.

Cuando fui creciendo empecé a tomarme el colectivo para ir a la escuela, siempre le tuve terror. Se me aparecía en las paradas del colectivo queriendo llevarme a mi casa y yo obviamente siempre le decía que no. Se me aparecía en la esquinas cuando iba al gimnasio, sabía mis horarios y mis caminos. Era obvio que me perseguía. Siempre acosándome y queriendo que me vaya en el auto con él después todo lo que ya había pasado.

El sabía que yo no hablaba por miedo y también pensó que nunca iba a hablar con nadie de esto. Hasta hace dos años atrás que yo salí a caminar con mis perros y se me apareció en una calle que no es transitada de nuevo diciéndome “vení vení”, incentivándome otra vez a que me suba a su auto. En ese momento caminé lo más rápido que pude con mis dos perros que eran mi único resguardo y llamé a mi actual pareja llorando, le conté que me estaba siguiendo y ahí le dije todo (jamás me había animado a tocar este tema ni con él ni con nadie).

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Techera
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.