Rompen los vidrios-cristales de puertas de los autos estacionados. Norberto y vecinos de la calle Caronti. Inseguridad ocurre dos o tres veces por semana.