Desde la cárcel, asisten a los familiares de los detenidos en Villa Floresta

En el marco por la pandemia del Coronavirus se conformó en la cárcel de Bahía Blanca un equipo interdisciplinario para llamar a los familiares de los privados de libertad y brindarles contención, ante la suspensión de las visitas por el aislamiento social obligatorio.
Desde la Unidad 4, en la última semana se comunicaron con 180 familiares o allegados de los detenidos con el fin de llevarles tranquilidad y resolver las dudas que presentan.
El equipo interdisciplinario está conformado por trabajadoras sociales y psicólogas, las llaman a los familiares de los internos y le brindan información precisa sobre las medidas de prevención sanitarias adoptadas, de acuerdo a los lineamientos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Además, les informan que puedan asistir a depositar mercadería, explicitándoles días y horarios de dicha actividad.
El director de la cárcel, Luis Velasco, destacó la tarea del nuevo emprendimiento: “Las familias de los detenidos muestran muy buena recepción, expresan agradecimiento y de las comunicaciones surge que hay acatamiento y conciencia de cuidado del aislamiento. Algunas familias aprovecharon a ‘descargar’ su angustia, sobre todo las madres”, indicó.
Una de las psicólogas del equipo señaló que “desde el punto de vista psicosocial comprendemos la importancia de la escucha en tiempos de aislamiento y que los lazos sociales se fortalecen través de la palabra. Este intento innovador de llevar tranquilidad al grupo familiar se realiza a través de llamados telefónicos a números aportados por los propios internos”.
Según se explicó, en caso de surgir durante la comunicación algún problema a nivel familiar de cualquier índole, se asesora sobre lugares donde puede requerir ayuda social y psicológica.

+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp