"ley de la selva"

Dólar “azul” y billete de 500 euros: las nuevas reglas del mercado blue que descolocan a los clientes

En una plaza cambiaria donde no hay reglas ni autoridad que valgan, cada uno pone las suyas. Más allá del “cara chica” y “cara grande” hay toda una serie de “caprichos” en las cuevas.

El mercado del dólar blue es uno donde no hay reglas ni autoridades. Se rige, básicamente, por la ley de la selva. El primer “capricho” que se le conoció fue el de tomar a menor precio los billetes de US$100 “cara chica”, los que pertenecen a la serie más antigua de las vigentes. En medio del furor por el paralelo, que ayer pegó un salto de $5,50 y llegó a los $205, la calle Florida comienza a imponer nuevas normas a sus clientes, desesperados por hacerse de un dólar en medio de la suba.

La lógica del lado de los clientes funciona más o menos así, reconocen los “viejos lobos” cambistas: mientras más sube, más desesperación. Como no hay una autoridad que lo regule -más que la oferta y la demanda-, la sensación cuando hay una semana como esta es que al billete paralelo todavía le queda camino por recorrer.

Eso puede suceder en un país inflacionario como la Argentina (el dólar, en definitiva, es un bien más), pero ayer en las cuevas reinaba la sensación de que los que vendían estaban haciendo un buen negocio. Compraron billetes a un valor mucho más barato unos días antes y los estaban vendiendo por encima de los $200.

En medio de esa desesperación, el mercado blue y la calle Florida siguieron imponiendo sus propias reglas. Estas son las novedades que llegan desde el circuito paralelo que suman

Dólar “azul”

Cuidado, cliente desprevenido: si se acerca a una cueva por primera vez es probable que le quieran cobrar más por el billete más nuevo de US$100. Cuánto más depende del cambista, pero en promedio, pueden ser $2. Lo llamarán “dólar azul”.

Se trata de la serie que se emitió desde 2013 en adelante y que tienen un tinte más azulado, a diferencia de las otras dos series. Es la que tiene la imagen de Benjamin Franklin, político y científico estadounidense, sin el marco ovalado.

Billete de US$100 que se imprime desde 2013. (Foto: Reserva Federal de Estados Unidos).
Billete de US$100 que se imprime desde 2013. (Foto: Reserva Federal de Estados Unidos).

La Reserva Federal aclara en su página web que todas las series emitidas desde 1914 en adelante son válidas. Es una aclaración que vale la pena recordar porque ya existe otro “capricho” del mercado blue muy instalado: que el billete que se imprimió desde 1914 hasta 1996 y posee la figura de Franklin más chica y el marco ovalado “vale menos”.

Ninguno de los billetes de US$100 emitido después de la fecha que señala la Reserva Federal “vale menos”. Por el momento, sin embargo, el único que parece venderse a precio “limpio” es el emitido entre 1996 y 2013 con la figura de Franklin más grande y el marco ovalado.

Billete de €500

El billete de 500 euros, como el de US$100 de “cara chica”, se paga menos. Los cambistas circulan las cotizaciones por WhatsApp y último en la lista está el valor de este papel. Si la moneda europea cotiza a $224 para la compra (es decir, ese es el monto que recibe un cliente cuando va a cambiarla por pesos), esta denominación en particular puede cotizar a $5 menos.

¿La razón? Corre un rumor de que en Europa miran con cara rara estos billetes porque, al no tener alta inflación, no son tan usuales como el de 500 pesos argentinos. Solo por eso, y por otro capricho del mercado blue, también son tratados con desdén en la Argentina.

El billete de 500 euros, como el de US$100 de “cara chica”, se paga menos. REUTERS/Leonhard Foeger/File Photo
El billete de 500 euros, como el de US$100 de “cara chica”, se paga menos. REUTERS/Leonhard Foeger/File PhotoPor: REUTERS

Dólar “comercio”

El mercado blue es “chico”, dicen los cueveros. Es chico y, además, tiene mucha competencia, sobre todo de otros habitantes de la calle Florida.

Una parte de esa competencia son los locales comerciales. En sus vidrieras se ven carteles de “exchange/cambio”, siempre a un monto mayor que el que pagan los arbolitos. Por ejemplo, ayer en las cuevas un billete se pagaba $201. En cambio, en un local a la altura de Florida y Lavalle, se pagaba $220.

Claro que esa mejor cotización tiene una trampa: no se cambia por pesos sino por mercadería. Es decir, es el valor al que “toman” el billete para atraer compras. En vez de ofrecerles un descuento a los turistas, explicaba un comerciante de la zona, se mejora el tipo de cambio. De paso, decía, el local se hace de dólares.

Dólar “hotel”

El dólar “hotel” es, ni más ni menos, una reversión del dólar “amigo”. El nombre surgió con más fuerza tras el anuncio del Gobierno de que habilitaría cuentas bimonetarias para turistas. La intención del Banco Central es que puedan conseguir pesos a un tipo de cambio mejor que el oficial como es el MEP.

Para entender cómo funciona el dólar “hotel” hay que tener en cuenta dos cotizaciones. La que el turista recibiría en una cueva -a precio de ayer, $201- y la que recibiría en el MEP -unos $183-.

Cualquier persona que recibe a ese pasajero, ya sea del circuito turístico o comercial, podría ofrecerle, entonces, un tipo de cambio intermedio, por ejemplo, de $192, y así los dos salen ganando.

Dólar “azul” y billete de 500 euros: las nuevas reglas del mercado blue que descolocan a los clientes

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.