Barrio Mi Casita

Dos repartidores se convirtieron en héroes y salvaron a una chica de morir en un incendio

Dos repartidores salvaron a una chica da 13 años de morir en un incendio en el barrio Mi casita. La adolescente había quedado atrapada, mientras la casa consumía la vivienda ubicada en Zapiola y Rigamonti. Así, en medio de la desesperación lograron sacar del lugar a dos chicos y luego subieron al techo y rompieron una reja para rescatar a la joven.

“La verdad que no sé cómo explicarlo, sigo sin entender cómo hice para sacar la reja. Sigo con miedo como aquella vez,  porque me agarró muchísimo miedo . Pero estoy feliz de que la familia esté bien, que todos se hayan salvado. No fui solamente yo,  estuvo mi compañero, estuvieron los vecinos”, explicó Javier Díaz uno de los trabajadores, que el jueves pasado, que se convirtió en héroe.

“Tuve la suerte de salvarle la vida a ella y le doy gracias a dios que me haya dado esa oportunidad. Ojalá que vaya gente solidaria que pueda ayudarlos a reconstruir  el techo”, señaló en diálogo con Canal Siete.

Al momento del hecho, Javier estaba con Gastón Barrera, su compañero de trabajo. Y mientras hacían su habitual recorrida y se dirigían a a hacer una entrega a un cliente se encontraron con la dramática situación.

“Andábamos repartiendo. Íbamos a un cliente que está ahí a unas cuadras y justo cuando vamos a doblar la esquina vimos una criatura que estaba gritando y una chica bajando la escalera. Y veíamos humo de la casa. La chica nos dijo que se estaba prendiendo fuego la casa. Quise ingresar pero el humo no nos dejó, el fuego no nos dejó. Aparte el miedo nos ganó y no había manera, yo no sabía qué hacer. Después vino un vecino diciendo que la chica estaba gritando a través de la ventana. Trepamos al techo y arrancamos la reja. Te juro por Dios que no sé por qué, yo empecé a hacer fuerza con las rejas y me acuerdo que corté un barrote rápido. Cuando se rompió ella sacó la cabeza para respirar”, explicó en Siete Mundo.

Gastón recuerda que luego del rescate continuaron con su trabajo, pero al poco tiempo comenzaron a tomar noción de lo que había ocurrido y allí brotaron todas las emociones.

“En el momento seguimos repartiendo, pero fueron 10 minutos más y de a poco empezamos a car.. Lo más pesado se lo llevó él (por Javier), le agarró una ataque de emoción. Yo había quedado shockeado”, contó Gastón.

“La verdad, me derrumbé por completo. En en mi vida lloré tanto. Lo juro”, recordó Javier, mucho más aliviado por el paso de las horas.

Ayudas. La familimia afectada por el incendio está intentando reconstruir su vivienda. Durante estas jornadas se encuentran alojados en hotel, por gestión del municipio. Para poder colaborar con la entrega de materiales de construcción u otros elementos pueden comunicarse al teléfono 291 511-1718.

La ayuda tras un incendio
Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.