El consumo masivo cayó 4,1% en junio, después de tres meses de suba

El consumo masivo tuvo en junio una caída interanual del 4,1% y de esa forma interrumpió tres meses de crecimiento ocurridos en el inicio de la cuarentena, a medida que se fue diluyendo la necesidad de acumular stock de alimentos y productos de limpieza y cuidado personal.

La consultora Focus Market señaló que del un aumento del 16,6% en marzo respecto del mismo mes del año pasado se pasó a un 9,8% en abril y un 2,8% en mayo, para retomar las variaciones negativas en junio.

“A pesar de esta retracción, el saldo nos deja un cierre de semestre con una ganancia del 3,6% en consumo”, debido al impacto de marzo, abril y mayo, destacó la entidad dirigida por Damián Di Pace.

La familia de productos que motorizó la caída de junio fue la de Bebidas, con un descenso interanual de 11,9%, en tanto Limpieza tuvo un retroceso de 1,5%.

Por el contrario, Alimentos y Cuidado personal cerraron el mes en terreno positivo, con subas del 2,5% y 3,2%, respectivamente, que no fueron suficientes para evitar la caída general.

Limpieza y Cuidado personal fueron las familias que evidenciaron la mayor diferencia en la variación interanual entre marzo y junio, en buena medida por el inusual aumento que tuvieron en el inicio de la cuarentena, cuando la población se lanzó masivamente a comprar alcohol en gel y lavandina como nunca antes.

Fue así que en marzo Limpieza tuvo un alza del 48,2% y Cuidado personal otra de 39,6%, en ambos casos más del doble que el 16,6% del nivel general.

Focus Market relacionó la evolución del consumo con los cambios de fase del aislamiento social y destacó al respecto que en la primera etapa de la cuarentena “vivimos el ‘efecto stockeo’”, marcado por la incertidumbre de la mayoría de la población sobre las posibilidades de aprovisionamiento futuro de alimentos, artículos de limpieza y cuidado personal y otros productos básicos, con lo que se quebró una tendencia descendente que había dominado los últimos dos años.

En la siguiente fase, ya con gran parte del abastecimiento básico asegurado, llegó la etapa del “efecto reposición”, con un aumento interanual del 9,8%, superior al de meses previos pero inferior al repunte inicial de la cuarentena.

La tercera fase del aislamiento, en la que ya comenzaron a hacerse palpables los problemas de ingresos en gran parte de la población, acotó la suba interanual del consumo masivo al 2,8% con el “efecto racionalización”.

En junio, Focus Market comprobó un “efecto restricción del gasto”, con la primera caída desde el inicio de la cuarentena del 4,1%, en tanto el regreso parcial a la primera fase que se experimentó a comienzos de julio genera incógnitas sobre la evolución del consumo masivo, si se tiene en cuenta que en la segunda quincena podría haber modificaciones sustanciales.

Fuente: NA

+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp