El fiscal Martínez seguirá al frente de la investigación de la desaparición de Facundo Astudillo Castro

La jueza federal María Gabriela Marrón rechazó “por improcedente” la recusación al fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, a cargo de la causa por la desaparición de Facundo Astudillo Castro. El pedido de apartamiento había sido formulado por los abogados de la madre del joven de Pedro Luro y por los representantes de la Comisión Provincial por la Memoria.

La jueza sostuvo que el fiscal lleva adelante una “investigación eficaz, en términos de los estándares internacionales imperantes en la materia”.

Entre los fundamentos, la magistrada señaló que no advirtió ninguna irregularidad en la actuación del representante del Ministerio Público Fiscal.

La doctora Marrón sostuvo que la causa se lleva adelante con “seriedad; objetividad en la búsqueda de la verdad; seguimiento de todas las líneas de investigación; recopilación del material probatorio pertinente y útil, con la diligencia debida; diseño institucional; cooperación intra e inter-estatal; especialidad en las diferentes áreas de investigación; acceso a la justicia de las víctimas; y plazo razonable”.

Las querellas alegaron falta de eficacia en la investigación y sostuvieron que el fiscal no cumplía con el rol de acusador. Al respecto, la magistrada sostuvo que destacaba que “el representante del Ministerio Público Fiscal había movilizado a toda la Procuración General de la Nación, a través de la intervención y la colaboración de diversas unidades especializadas (PROCUVIN, DOVIC y UFECI), asegurando seriedad a la investigación, especialidad en cada asunto y materia, y la profundidad que amerita el caso”.

Por otro lado, adujo que la representación de la víctima estaba garantizada, mediante la querella particular y la querella institucional, de lo cual resulta, entonces, el acceso a la justicia indiscutible y que las querellas han podido acceder a las actuaciones, se las ha notificado de todos los pasos y procedimientos llevados a cabo; han propuesto diligencias, proveídas favorablemente, la gran mayoría de las veces; e incoado planteos; y también podrán recurrir con los alcances, en los momentos y las formas que determina la ley, siendo esas las vías procesales pertinentes para hacer valer sus intereses y no la recusación intentada, que no se basa en elementos objetivos suficientes.”

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp