El Gobierno reconoció que “no está cerrado” el bono a trabajadores privados

Luego de que el Gobierno hiciera pública su intención de que las empresas paguen un bono de $5000, como un paliativo contra la inflación y la devaluación, desde el sector privado se escucharon críticas. Desde pymes hasta grandes compañías hicieron oír sus quejas. Ante esto, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó que ese plus salarial aún “no está cerrado”.

Este domingo, el funcionario explicó que “si bien no está cerrado” sí está “la voluntad política del Gobierno” de llegar a un acuerdo con empresarios y dirigentes sindicales para que se entregue.

“A partir del lunes empezaremos a llamar a la UIA, a las distintas cámaras, a la CGT y la idea es que lo más rápido posible (se otorgue el bono), para que en octubre los trabajadores puedan tener una compensación”, adelantó Sica en declaraciones al programa Es Por Acá, en Radio Milenium.

El funcionario dijo que junto a los empresarios y los sindicalistas “la idea es diagramar cuál es el mejor mecanismo”, para compensar la pérdida de poder adquisitivo generada luego de la devaluación del 30% del peso, tras las PASO.

Según contó, la CGT había pedido que el pago del bono sea tanto para el sector público como para el privado. “Después después empezamos a discutir y charlar con las cámaras empresarias y ver la situación de las pymes”, sostuvo sobre la mesa de negociación.

Sica consideró, en tono irónico, que resultará más fácil llegar a un acuerdo, luego de que representantes de la Unión Industrial Argentina y la CGT se mostraran juntos la semana pasada en Tucumán en un acto del candidato Alberto Fernández.

“Si la UIA y ahora la CGT dicen que están dispuestas a firmar o están proclives a un diálogo de un pacto social, entonces creo que va a ser mucho más fácil esta semana para ponernos de acuerdo, para poder tener una mejora desde el punto de vista del salario real”, consideró.

Mientras tanto, sobre las paritarias, recordó que habían cerrado a finales de julio y que todas tenían cláusula de revisión y la posibilidad de entregar un bono. “La idea era adelantarnos también a esa discusión de quizás no abrir las paritarias de nuevo y poder buscar algún mecanismo para compensar la caída del salario real, pero sin ahogar a las empresas, que no solo están sufriendo una caída a nivel de actividad sino sufriendo una astringencia en el mercado financiero?”, cerró.

Fuente: tn.com.ar


+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp