Gordo, es uno de los cuatro animales que están en calle Florida cerca del batallón.  Tiene 17 años y es hora de que sienta el calor de un hogar.

Se le hace muy difícil estar en la calle, ya que tiene problemas en sus articulaciones y hay días que no se levanta.

Necesita una familia que le brinde el alimento que necesita, que lo saque a caminar diariamente y que pueda costearle glucosamina.

Si querés cambiarle la vida a este viejito y sos responsable, comunicate con Jessica por mensaje privado en Facebook.