El monólogo de Jorge Lanata en PPT Box: “La interna peronista es como Guido Süller, cada tanto aparece y se arma un quilombo”

El conductor de Periodismo Para Todos se refirió a los cruces entre referentes del Frente de Todos. De Cristina con Alberto hasta Grabois con De Vido.    

PPT Box arrancó con el monólogo de Jorge Lanata, el habitual segmento donde el conductor de Periodismo Para Todos analiza la actualidad del país con una pizca de humor. 

La semana sacó a relucir las internar en la coalición gobernante. Cristina y Hebe criticaron al presidente Alberto Fernández. Pero el cruce más feroz fue protagonizado por Juan Grabois y Julio de Vido. 

“La interna peronista es como como Guido Süller, cada tanto aparece y se arma un quilombo”, ironizó Jorge Lanata para graficar los roces en el Frente de Todos.

Los mejores pasajes del monólogo

El viernes el trío pandemia anunció el fin de la cuarentena dura y el comienzo de una nueva etapa. Mañana vuelven los runners, vuelven también los comercios de cercanía, los paseos, las mudanzas, pero dentro del país: si te querés rajar a Uruguay, todavía tenés que esperar un poco.

Después van a poder salir los adultos y se podrá ir a las bibliotecas, pero sin permanencia: o sea, agarrás un libro y salís corriendo. Más adelante vuelven los pasea perros, y ahí los ropes se reencuentran con sus amigos de paseo para comentar lo difícil que es convivir todo el día con los boludos de los dueños. 

Después vuelven los psicólogos, aunque por un tema de distanciamiento social si sos bipolar vas a poder entrar al consultorio una personalidad sola por vez. Después de eso, los templos quedarán habilitados para actividades de “rezo individual”, o sea que no te escucha ni dios. después abren los cines con un máximo del 50% de ocupación: se acabó el conflicto de quién ocupa primero el apoyabrazos de la butaca. 

Jorge Lanata y el monólogo de PPT Box

Y ahí nomás se retoma la vieja normalidad. la gente vuelve a tirar botellas al río. Vas a poder ir comer un sandwich de bondiola a la Costanera sin lavarte las manos y ya que estás en la Costanera, podés ir a la reserva ecológica y tirar una colilla encendida para que se prenda fuego. 

En la próxima etapa se podrá volver a estornudarle en la cara a otro, escupir gente y estacionar en la rampa de discapacitados. Qué triste, festejamos porque volvemos a la fase 3. Que es como haber aumentado 10 kilos y festejar porque bajaste 100 gramos. 

Esta vez estuvieron solo Alberto, Axel y Horacio. Como la cosa en la provincia está jodida, pusieron tres guardias de seguridad de Prosegur atrás. En realidad eran Capitanich, de Chaco; Morales, de Jujuy; y Carreras, de río Negro. Como no nos alcanzaba con tres, ahora hablaron seis. Fue un embole y se hizo más largo que un discurso de Maradona. 

Larreta apareció con cambio de look, barba fase 1. Y dijo: “nos tenemos que acostumbrar a convivir con la enfermedad”. Hace tres filminas, Alberto había criticado a Suecia y se tuvo que disculpar. ahora se la agarró con el País Vasco. Igual, Alberto ya les está mandando una carta a los vascos explicándoles que no quiso decir lo que dijo. Lo único que nos falta ahora es tener quilombos con la ETA.

En la conferencia hablaron todos: Fernández, 26 minutos; Larreta, 13 minutos; Kicillof, 18 minutos; Carreras, 12 minutos; Morales, 17 minutos; Capitanich, 16 minutos. Hubo preguntas, filminas y hasta un video en el medio. Para la próxima van a agregar un número de Fuerza Bruta y el cierre a cargo del coro Kennedy cantando resistiré. 

La interna en el Frente de Todos 

El Frente de Todos ya es el Frente de Todos contra Todos. El Presidente prefiere que le pegue Pato Bullrich, que es más suave que los propios. La primera en criticar a Alberto fue Cristina por la foto con empresarios del grupo de los 6. Después siguieron Hebe, que lo acusó de sentarse con “secuestradores” y “explotadores”. Y Víctor Hugo, enojado por la posición argentina ante la ONU por condenar la violación de derechos humanos en Venezuela. 

Alberto fue al pie y retrocedió: dijo que a Hebe la quiere igual, que lo de Maduro no es una dictadura y que el pacto con Irán estuvo bien. 

La mejor pelea, igual, fue entre Julio de Vido y Juan Grabois. el tío Julio apoyó la carta de Hebe contra Alberto. “Saludo y coincido absolutamente con la nota de las Madres de Plaza de Mayo. No se puede tapar lo evidente en nombre de la relación de fuerzas”.

Y grabois le contestó: “No só cómo te da la cara. con varios de esa foto te juntabas a hacer negocios. Por tipos como vos, Macri llegó a presidente”. 

La interna peronista es como como Guido Süller, cada tanto aparece y se arma un quilombo. Para evitar todas estas internas los funcionarios van a ser sometidos a un nuevo test: el cris-sopado, que es como el hisopado, y al que no es 100% cristinista, lo mandan a la casa a hacer una cuarentena por tiempo indefinido. 

Fuente: el trecetv

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp