Escándalo en el Concejo Deliberante por el reclamo de una vecina

Una vecina del barrio Napostá interrumpió la sesión del Concejo Deliberante para quejarse por la calidad del agua.

Ana María Lloret llevó una botella con agua turbia y le pidió a los concejales que la tomen.

Dijo que desde hace días tiene ese problema con el servicio y pidió que los ediles tomen medidas al respecto.

Por otra parte, ABSA informó que finalizó los trabajos de reparación de dejaron sin agua a varios barrios. Sostienen que el servicio se irá normalizando con el correr de las horas.

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp