Weather data of this location not found.
jueves 1 de diciembre
aberrante

Fue violada en Gran Hermano España y ahora busca justicia: el caso de Carlota Prado

El presunto abuso ocurrió en 2017. Ahora el abogado de Carlota Prado renunció a su defensa en el juicio por abuso sexual.

Mientras en Argentina, en la nueva versión de Gran Hermano 2022, se debate la salida de la casa de Tomás Holder o las frases de Alfa, la versión española del programa se hizo viral en estas horas por cuestiones mucho más graves: el juicio que se realiza en Madrid por el presunto abuso en 2017 de una participante dentro de la famosa casa.

Santiago Marín, el abogado de la ex participante de Gran Hermano Revolution (Telecinco), Carlota Prado renunció en las últimas horas justo en eñ juicio por abusos sexuales contra el también exparticipante en el certamen José María López, al que acusa de abusarla mientras ella estaba ebria dentro de la casa.

En la madrugada del 4 de noviembre de 2017, José María López habría abusado de Carlota Prado, en la casa que estaba instalada para el programa de Telecinco en Gualalix de la Sierra, en Madrid.

Carlota Prado, en 2017 en la casa de Gran Hermano versión España.

La acusación
La Fiscalía Provincial de Madrid pide dos años y medio de prisión para el presunto abusador por un delito de abusos sexuales. El ministerio público reclama, además, 6.000 euros de indemnización por los daños morales causados a la víctima, idéntica cantidad que a la productora del programa por los daños ocasionados a raíz de la exhibición a la perjudicada de las imágenes grabadas.

En su escrito de acusación, el Ministerio Fiscal asegura que el presunto agresor actuó “guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de semiinconsciencia en que (…) se encontraba (Carlota) y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual, pese a que (…) balbuceando débilmente, dijo ‘no puedo'”.

La acusación describe las imágenes y apunta que José María apretó el cuerpo contra el de Carlota “en aras de satisfacer su deseo sexual, pese a que ella hasta en dos ocasiones levantó la mano como queriendo decirle que parara”. Al mismo tiempo José María López Pérez pidió en varias ocasiones a la concursante que abriera los ojos, pero la víctima permaneció inmóvil.

El juicio iba a realizarse en febrero, casi cinco años después del presunto abuso. Pero fue aplazado hasta noviembre porque Carlota Prado presentaba un “empeoramiento de su salud mental”, según el letrado que ahora renunció. Así las cosas, el inicio del debate oral en España parece incierto.

José María, el imputado de abuso y Carlota Prado, la víctima.

Carlota Prado se había anotado en el reality, fue seleccionada, convivió con otros participantes y mantuvo una relación dentro de la casa con José María López, el presunto autor del abuso. Durante una noche de baile, él se aprovechó sexualmente de ella, que se encontraba inconsciente por el alcohol. En ese momento, el asunto se cerró con la expulsión de López por “conducta intolerable” y con el abandono temporal de Carlota.

Así lo indicó ​en 2017 la cuenta oficial de Twitter de Gran Hermano Revolution. Las palabras exactas fueron: “La dirección de ‘Gran Hermano’ ha decidido expulsar del programa a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa”. El comunicado se leyó de forma textual el domingo 5 de noviembre durante el debate del programa.

Carlota Prado acusa a un participante de abuso sexual.

El caso de Carlota Prado es uno de los episodios más oscuros no solo de Gran Hermano España sino de todas las ediciones.  

La palabra de Carlota

El diario El Confidencial logró entrevistar a Carlota dos años después del presunto abuso. La joven lo contó así: “Celebrábamos una fiesta en la casa, una de tantas. Lo normal era que nos facilitaran alcohol. Recuerdo que yo estaba preocupada porque apenas teníamos comida y los efectos del alcohol podían ser mayores. Y bueno, me sentó mal a mí, al igual que le podía haber sentado mal a otras personas. Lo último que recuerdo bien es estar en la cocina. Las imágenes en las que me encuentro en el salón, que he subido a mi cuenta de Instagram, no las recuerdo”. Y luego habla de un forcejeo.

José María y Carlota Prado durante su paso por ‘GH Revolution.

“Hubo una reacción normal en mí ante algo que no me está gustando nada. Se ve un forcejeo porque evidentemente no me gusta que me metan mano… Lo que está pasando en ese momento ya es suficiente como para tomar cartas en el asunto, algo que ‘GH’ no hizo… Esas imágenes no son un primer plano de lo que estaba sucediendo, alguien en las redes sociales lo encontró y aumentó el espacio en el que estábamos esa persona y yo. Digo esa persona porque me resulta imposible decir su nombre”, detalló Carlota.

“Cuando me levanté, de camino al baño, noté cómo se me caía la ropa interior al suelo porque no estaba bien puesta. Llevaba unos pantalones de pijama que no recordaba haberme puesto, pero en ese momento no presté atención a ese detalle tan importante”, declaró Carlota ante el diario El Confidencial.

Una imagen de Carlota Prado de 2021.

“(En el confesionario) me dijeron que me tranquilizara y que tenía que ver unas imágenes. Y en ese momento me pusieron el vídeo con lo que sucedió esa noche, sin avisarme de lo que estaba a punto de ver. No sé cuál es el procedimiento en estos casos, porque yo no soy especialista, pero tendría que haber estado una persona a mi lado, un psicólogo o alguien que me ayudara a enfrentarme a esas imágenes tan duras. Jamás me preguntaron si yo quería ver eso… Si me llegan a preguntar, hubiera dicho que no. Yo no hubiese querido tener para el resto de mi vida esa mierda en la cabeza”.

Fuente: Clarín

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.