Gremios de la industria láctea realizan un paro y empresas alertan por falta de productos en las góndolas

Desde las cero horas de hoy, gremios de la industria láctea se encuentran de paro afectando el abastecimiento de almacenes y supermercados. Las empresas alertaron que ésta se suma a otras medidas de fuerza que se vienen realizando, por lo que ya se nota la faltante de productos en las góndolas.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra) dispuso para hoy el cese de tareas exigiendo un 45% de aumento salarial. “Los representantes de las cámaras industriales del sector se quejan de que las y los trabajadores han tomado la decisión de no hacer horas extras, ni trabajar los francos durante los días jueves, viernes, sábado y domingo; algo que debería ser absolutamente normal y natural, ¿O será que para ellos ‘la peonada’ no debería descansar? ¿Qué sentido tiene hacerles realizar horas extras o hacerles trabajar los francos si dicen que no se vende?”, advirtieron los gremios.

En efecto, a lo largo de los últimos días los empleados vienen trabajando a reglamento y realizando distintas asambleas exigiendo la resolución del conflicto salarial.
Desde el Centro de la Industria Lechera (CIL), asociación que nuclea a pequeñas, medianas y grandes empresas del sector, expresaron su rechazo a la metodología de reclamo. A través de un comunicado alertaron que “muchas empresas están al borde del colapso por el quebranto de sus balances”, debido a la “creciente presión sobre la estructura de costos de las empresas lácteas -que este año acumula un aumento superior al 20%- y con valores de insumos críticos a precios dolarizados”, además de la “imposibilidad de trasladar estos incrementos a los precios de venta desde hace más de seis meses”.

En este contexto, “en medio de una de las crisis más severas que ha vivido el sector en su historia”, desde el CIL manifestaron que “es imposible realizar nuevos incrementos en los salarios”. A través de un comunicado, destacaron la aplicación de “rigurosos y costosos protocolos, indispensables, que permiten cuidar la salud de los colaboradores y, por supuesto, garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos”. Sin embargo, “este gran esfuerzo se incrementa por las dificultades en el acceso al crédito y la inevitable desaparición del capital de trabajo”, graficaron desde el sector que se muestra a favor de convocar a una mesa de diálogo entre las partes para resolver el conflicto.

Para la asociación que nuclea a las empresas lácteas, este tipo de medidas que llevan adelante los gremios “causan daños” y “ponen en riesgo el normal abastecimiento de productos”. Fuentes del sector informaron que ya se empezó a notar la falta de productos en las góndolas de almacenes y supermercados, y que el paro de este lunes profundizará el desabastecimiento.

Con respecto al reclamo del 45% de aumento, expresaron que los trabajadores del sector tuvieron a diciembre de 2019 una recomposición del 48%, y en lo que va del año, en plena pandemia, recibieron un aumento más del 25%. Según precisaron desde las empresas, los salarios de los empleados lácteos son de 130 mil pesos para un operario de planta y 110 mil para un repositor.

Además destacaron que durante la cuarentena no se echaron trabajadores, por el contrario, en algunos casos se incorporó personal para garantizar el abastecimiento, y que los precios de los lácteos no aumentaron, ya que siguen vigentes las listas de fines de 2019, “mientras que los costos de producción para las empresas se incrementaron en los últimos seis meses aproximadamente un 20%”. “Todas las empresas del sector tuvieron en el primer semestre de este año balances negativos”, enfatizaron.

Desde los gremios calificaron de “mentira” el comunicado de CIL, y sostuvieron que el aumento otorgado durante el 2020 “fue de un 2% para recién equiparar la inflación del año 2018, y un 53,8% pero para compensar la inflación del año 2019, año en el que el promedio de los lácteos se ubicó por encima del 90%”. Por otra parte afirmaron que por la cuarentena el consumo de lácteos creció casi 57 litros per cápita en los primeros 4 meses del año, y que “el precio internacional de la leche en polvo subió un 14% respecto al valor de mes de junio ubicándose por arriba de los 3.200 dólares la tonelada.

Más allá del paro por 24 horas, Atilra aclaró que “a efectos de que no haya ningún riesgo de perdida de materia prima -que no se tire la leche- y en virtud de que a los trabajadores se nos descontarán de nuestros haberes la jornada de trabajo”, se compromete a “recibir y procesar la materia prima del día y que esa leche procesada y/o los productos que con esa materia se industrialicen sea donada a distintas entidades de bien público”, desde las cuales se asista “a los sectores más castigados y vulnerables de nuestra sociedad”.

“Como el sector empresario ahorrará en salarios, será una manera de socializar parte de las pérdidas entre industriales y trabajadores sin afectar al productor tambero y beneficiando al sector más carenciado de la Argentina”, justificaron.

Fuente: TN

+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp