Harto de la cuarentena, Oscar González Oro se fue del país: “Recuperé mi libertad”

El periodista había anticipado que ya no quería vivir encerrado en su departamento de San Isidro. Pronto viajará a Europa para reencontrarse con sus hijos.

Tras cinco meses de cuarentena, Oscar González Oro abandonó la Argentina. Al igual que Susana Giménez, pidió la residencia uruguaya, ya que tiene casa en Punta del Este. Una vez que le comunicaron que el trámite estaba aprobado, armó sus valijas y viajó hacia el país vecino.

Desde “la libertad”, como él mismo aseguró en una nota con Teleshow, dejó en claro que seguirá haciendo su programa de radio y que en algún momento regresará a su departamento en San Isidro.

Fue una decisión que me costó tomar, pero estoy contento de estar acá. Primero hablé con la cónsul general, que es un sol, y le pregunté cómo tenía que hacer para obtener la residencia. Ella me dijo: ‘Hacé tal cosa, hacé tal otra, certificá esto y lo demás’. Y en un mes, más o menos, me salió. Ya me entregaron una cédula provisoria y, ahora, me van a entregar la definitiva”, expresó con alegría.

El Negro Oro ahora se siente en libertad. (Foto: Instagram/oscar_gonzalezoro).
El Negro Oro ahora se siente en libertad. (Foto: Instagram/oscar_gonzalezoro).

El periodista está contento porque desde Uruguay podrá trasladarse a Europa para visitar a sus dos hijos, ya que uno vive en Londres y otro en Madrid: “Hace un año que no los veo. Yo nunca pasé tanto tiempo sin estar con ellos. Y esa fue la razón más importante por la que decidí venirme a Uruguay”.

González Oro reconoció que solo rompió la cuarentena tres veces: una fue para ir al programa de Mirtha Legrand -que es conducido por Juana Viale, otra para ir a PH Podemos hablar y luego para dirigirse a una guardia, ya que se intoxicó con un alimento enlatado que estaba vencido. Un día se dio cuenta de que ya estaba cansado de no poder salir a pasear y tomar aire fresco, y debió tomar la drástica decisión de abandonar Buenos Aires.

View this post on Instagram

Solllll

A post shared by Negro Oro (@oscar_gonzalezoro) on

“El valor más grande que prediqué a lo largo de toda mi vida, es la libertad. Yo siento que hoy la recuperé. El poder decidir qué hago y no que decidan por mí. Porque me dicen que están prohibidas las reuniones sociales y que el lunes autorizan a los clubes de fútbol a hacer entrenamiento. ¿Eso no es una reunión social? Hay veintidós tipos en una cancha, más los asistentes, peloteros, aguateros, director técnico… ¡Hay cincuenta personas! ¿Y yo no puedo invitar a alguien a comer a mi casa? No es lógico”, concluyó.

Días atrás, el “Negrito”, como lo apodaron sus oyentes, también señaló que estaba decepcionado con Alberto Fernández: “Cuando él asume, yo estaba invitado a la asunción, pero no fui. Le mandé un WhatsApp y le dije ‘es probable que pierda a un amigo, pero gane a un buen presidente’. Perdí un amigo y no tengo un gran presidente todavía. No lo veo, ojalá que aparezca. Yo le deseo éxito porque soy argentino hasta la médula. Tengo siete generaciones de argentinos sobre mis hombros. Quiero que le vaya bien, pero me parece que están peleando por espacios de poder muy chiquitos, por egoísmos, por internas partidarias”.

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp