Impulsan un “salvataje” para los colegios privados

La educación privada atraviesa una crisis generalizada en todo el país: alta morosidad en el pago de las cuotas, dificultades para afrontar los salarios de los docentes y los primeros cierres de establecimientos. En ese contexto, la provincia de Buenos Aires, que reúne al 45% de la matrícula privada nacional, atraviesa la situación más crítica.

Senadores de Juntos por el Cambio impulsan un proyecto de ley que bautizaron como “salvataje de las escuelas privadas”. La iniciativa plantea que la provincia de Buenos Aires otorgue un subsidio extraordinario a todos los establecimientos educativos del sector y que se les condone la deuda por no haber pagado a tiempo los aportes previsionales del personal.

El proyecto ya se discutió en la comisión de Educación. El martes logrará el dictamen y tendrá un tratamiento exprés: el mismo jueves se aprobará en el Senado bonaerense ya que la oposición cuenta con mayoría. Donde habrá dificultades es en Diputados. Allí el Frente de Todos dispone de más legisladores.

De aprobarse, el monto del subsidio extraordinario destinado a cada institución irá de la mano con su nómina salarial y se le descontará el aporte estatal que ya reciben de la provincia y el importe del ATP en caso de haber accedido a la subvención nacional. En todos los casos, el subsidio extraordinario será para el pago de salarios de docentes y no docentes.

La provincia de Buenos Aires tiene 6 mil escuelas privadas: un tercio de ellas no recibe subsidios estatales. La morosidad en las cuotas oscila entre el 70 y el 72 por ciento en las escuelas. En los jardines maternales es aún mayor, entre el 90 y el 100 por ciento. Por eso, ya trece establecimientos decretaron el cierre definitivo.

Además del subsidio extraordinario, el proyecto de ley contempla la condonación de los intereses por las deudas generadas por la postergación del pago de los aportes jubilatorios. Según las estimaciones de los senadores opositores, el 40% de los establecimientos aplazó las contribuciones previsionales. La remisión sería desde mayo hasta diciembre.

Hace quince días, el gobierno de Axel Kicillof anunció una ayuda de 340 millones de pesos para los 4 mil colegios privados que reciben subsidio estatal. Se trató de un préstamo que las instituciones deben retribuir a partir de septiembre, en un plazo de tres meses.

Considerando que aún no hay una fecha de regreso a las aulas bonaerenses, la oposición califica ese aporte de “insuficiente” y proyecta un cierre masivo de establecimientos, sobre todo aquellos de cuota baja que reciben a los alumnos más vulnerables. En el oficialismo comprenden las necesidades, pero argumentan que no cuentan con los fondos y por ahora rechazan el proyecto.

Fuente: Infobae

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp