24°C
Overcast clouds
viernes 7 de octubre
historia del horror

Incesto y delirios religiosos: la trama siniestra detrás de los asesinatos mormones que sacudieron a EEUU

La historia fue narrada en el libro de un reconocido escritor y en una miniserie protagonizada por Andrew Garfield que resume lo ocurrido en siete episodios.

El 24 de julio de 1984, un brutal crimen conmocionó al estado de Utah en Estados Unidos: Brenda Lafferty y su hija de 15 meses, Erica, fueron degolladas en su casa. Las encontró el marido y padre de las víctimas, Allen Lafferty. A Brenda la habían estrangulado con una aspiradora en la cocina y después le cortaron el cuello. A la beba le habían cortado la garganta en su cuna.

La familia era mormona y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y en cuanto pasó la conmoción inicial, el horror se profundizó: a Brenda y a su hija las habían asesinado Ron y Dan, dos de los hermanos mormones de Allen. La justificación que dieron es que lo hicieron “por orden de Dios”.

El caso que horrorizó a Utah, el estado mormón por excelencia

En la noche de los asesinatos, los hermanos —con la ayuda de dos vagabundos— se dirigieron a la casa de Brenda y entraron a la fuerza. Una vez dentro, la golpearon, la estrangularon con una aspiradora y le cortaron el cuello.

Allen Lafferty, llegó a su casa horas más tarde y la encontró muerta en un charco de sangre en la cocina. El cable del teléfono principal de la vivienda había sido arrancado de la pared, por lo que tuvo que ir hacia su habitación para llamar a emergencias.

Brenda y su hija Érica. (Foto: Sportskeeda)
Brenda y su hija Érica. (Foto: Sportskeeda)

El horror todavía no había terminado. Cuando se dirigía para el cuarto, pasó por la pieza de su hija Erica y la encontró muerta en su cuna con un corte en la garganta. Según uno de los vagabundos, que luego testificó en el juicio, Brenda le suplicó que no asesinaran a su beba, pero fue en vano.

Cuando Allen encontró a su esposa e hija sin vida, no tuvo dudas de quiénes las habían matado. Sus hermanos Ron y Dan habían compartido con él la “revelación de la eliminación”, pero Allen no se lo había tomado en serio en su momento.

El ideólogo de las masacres fue Ron Lafferty, que aseguraba que hablaba con Dios. Según dijo, Jesucristo le ordenó que asesinara a las personas que sentía que lo habían ofendido en algún momento de su vida.

Dos años antes de estos crímenes, la iglesia excomulgó a Dan —hermano de Ron— por intentar tomar a su hijastra de 14 años como segunda esposa. En aquel entonces, Dan dijo que tanto él como Ron eran los verdaderos líderes de la Iglesia de Dios.

Cuando la esposa de Ron se negó a practicar la poligamia y lo dejó, comenzó un descenso directo hacia la locura. Su angustia por la partida de ella se transformó en ira y la canalizó en tres personas:

  • Chloe Low, expresidenta de la Sociedad de Socorro SUD, quien había apoyado a su esposa durante el divorcio
  • Richard Stowe, el presidente de la Estaca Highland LDS, quien presidió su excomunión
  • Brenda Lafferty, la esposa de su hermano menor, Allen

Como si fuera poco, el mormonismo liberal y progresista de Brenda estaba en desacuerdo con las opiniones más fundamentalistas de los hermanos de su marido, lo que desencadenó en una demencia extrema.

Ron escribió el “mensaje” que recibió de Dios en un bloc de notas y se lo mostró a su hermano, ya que ambos compartían las mismas convicciones.

El mismo decía: “Es mi voluntad y mandamiento que eliminéis a las siguientes personas para que mi trabajo pueda seguir adelante. Verdaderamente se han convertido en obstáculos en mi camino y no permitiré que mi trabajo se detenga. Primero la esposa de tu hermano, Brenda, y su beba. Luego Chloe Low y Richard Stowe”.

Este recorte de periódico muestra a los hermanos Lafferty en su primera audiencia en la corte en 1984. (Foto: All That´s Interesting)
Este recorte de periódico muestra a los hermanos Lafferty en su primera audiencia en la corte en 1984. (Foto: All That´s Interesting)

Luego de matar a Brenda y Erica, fueron en busca de sus otras dos víctimas

Una vez que cumplieron con el primer “mandato divino”, los Lafferty fueron hasta la casa de Chloe Low, su próxima víctima. Para suerte de ella, no se encontraba en la vivienda cuando los hermanos llegaron. Entonces fueron a buscar a Richard Stowe, pero se perdieron en el camino.

Sobre el asesinato a la beba, Dan confesó ante la Justicia: “Entré en la habitación de Erica, hablé con ella por un minuto y le dije: ‘No estoy seguro de por qué se supone que debo hacer esto, pero supongo que Dios te quiere en casa’”. Luego de estas palabras, le cortó la garganta: “Me gusta pensar que ella no sufrió”.

En agosto de 1984, Ron y Dan fueron arrestados por agentes del FBI en el estado de Nevada. Ellos dos, junto a Carnes y Knapp —los vagabundos— fueron acusados de dos cargos de homicidio criminal, dos cargos de robo agravado y dos cargos de conspiración para cometer homicidio.

Un año después, los hermanos fueron condenados en juicios separados. Dan recibió cadena perpetua y Ron pena de muerte por haberse hecho cargo de los asesinatos.

Tras largas luchas legales, Ron eligió morir bajo las balas de un pelotón de fusilamiento. Pero en 2019, cuando estaba en el “corredor de la muerte” a la espera de ser fusilado, falleció por causas naturales.

Los hermanos Lafferty detenidos. (Foto: Zona de Prensa RD)
Los hermanos Lafferty detenidos. (Foto: Zona de Prensa RD)

Dos crímenes que conmocionaron a Estados Unidos

Terry Fox, el exjefe del Departamento de Policía que estuvo a cargo de investigar la masacre, sostuvo tras la muerte de Ron: “He visto muchas muertes en mi carrera. Esto era un caso diferente que tenía motivos religiosos”.

Y agregó: “Se puede usar la palabra brutal, horrible. Y simplemente no lo descarto a la ligera porque este fue un asesinato realmente brutal. Fue diferente de muchos otros delitos, empezando por la escena del crimen”.

Esta historia fue publicada en 2003 en el libro de no ficción “Por Mandato del Cielo: Una Historia de Fe Violenta” del reconocido escritor estadounidense Jon Krakauer. En su escrito, narra los brutales asesinatos cometidos por los hermanos Lafferty.

Además, cuentala historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y de la religión mormona, lo que desató el rechazo de la comunidad de este movimiento religioso.

Este año, la obra de Krakauer fue transformada en una miniserie que lanzó la plataforma Star+, llamada de la misma manera que el libro y que resume lo ocurrido en siete episodios.

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.