Juana Repetto ya no sabe qué hacer con su hijo e improvisó un insólito plan

La actriz aseguró que la cuarentena la obligó a disfrutar de las pequeñas cosas.

Al igual que todas las mamás en cuarentena, Juana Repetto agotó todos los planes caseros posibles para hacer con su hijo Toribio, 3; juegos, arte, cocina. Después de dos meses de encierro, ya no queda nada nuevo por inventar.

La actriz vive en un PH que tiene un pequeño espacio de terraza y no saca al niño a la calle excepto el fin de semana, el día que le corresponde según su DNI. Para que tuviera un poco de contacto con el mundo exterior, se le ocurrió improvisar una salida motorizada: picnic en la camioneta.

Así, Toro pudo estar afuera de su casa pero sin riesgos de contagio. “Cuando nunca ni en tus más remotos sueños (o pesadillas) imaginaste que ver el cielo con tu hijo debiera ser encerrados en un auto a la vuelta de tu casa”, lamentó Juana.

Madre e hijo tomaron la merienda sentados en el auto y también escucharon música. El nene aprovechó para tocar todos los botones del tablero y se divirtió sacando la cabeza por el techo de vidrio. “Esto es para el virus”, analizó el pequeño.

Toribio Repetto disfrutó de un picnic con su mamá en el auto (Instagram)
Toribio Repetto disfrutó de un picnic con su mamá en el auto (Instagram)

La dupla está “encuarentenada” con el futuro esposo de la actriz, Sebastián Graviotto, y la hija de él, Lupe, que tiene la misma edad que el niño. A poquitos meses de su boda –planean dar el “sí, quiero” en noviembre si es que la pandemia lo permite- ya son una familia ensamblada.

Fuente: TN

+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp