La historia de Lucas: entre el esfuerzo y la humildad para estudiar y salir adelante

Lucas Garcé es un joven de 18 años que el año pasado egresó de la Escuela Secundaria N°19, siendo abanderado y con una idea fija, la de seguir estudiando pese a todas las adversidades.

Cuando nació, sus padres se quedaron sin trabajo y tuvieron que buscar la manera de salir adelante.

Allá por el 2002, empezaron siendo cartoneros, juntando maples de huevos y cajas para poder venderlas. Trabajaron con mucho esfuerzo día a día para que a Lucas no le falte nada.

Cada venta les dejaba un poco de dinero y gracias a ello podían comprarle los útiles, libros y fotocopias a su hijo para que pueda estudiar con todos los materiales necesarios.

Lucas terminó la educación secundaria y fue uno de los mejores promedios de su escuela. Gracias a ello, autoridades académicas de la provincia de Córdoba conocieron su historia actual (también lo habían apoyado económicamente en la primaria) y para ayudarlo a cumplir su gran deseo, decidieron otorgarle una beca para continuar con sus estudios en la Universidad Nacional del Sur.

Hoy estudia Licenciatura en Química y una de sus materias favoritas es matemáticas.

Sus padres siguen trabajando duro todos los días y muchas veces, con ayuda de Lucas, recorren kilómetros en bicicleta o caminando, buscando latas, botellas y cualquier tipo de material que se pueda reciclar para que su hijo siga con sus estudios y como dicen, sea mejor y tenga todo lo que a ellos les faltó.

Dejá tu comentario

Más en esta sección

Últimas noticias

Todavía no leiste

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp