La inseguridad de los deliverys: varios robos sufrieron los cadetes en pocos días

En el marco de la emergencia sanitaria nacional y el aislamiento social obligatorio, el servicio de delivery se acrecentó dado a que muchos lugares de comidas han cerrado sus puertas. No obstante hay preocupación, porque han sufrido una creciente ola de robos.

En cada salida, los repartidores sufren todo tipo de ataques. Son blancos buscados por la delincuencia callejera para sacarles la moto, el dinero, los celulares, y en algunos casos hasta la comida que llevan.

El mayor problema según mencionan es horario nocturno y en algunos barrios donde ya no se toman algunos pedidos.

Mientras tanto siguen trabajando y exigiendo seguridad.


+ sobre este tema


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp