crimen de fernando báez

La mamá de Fernando Báez Sosa se descompensó en medio del juicio: "Tuve que ver los videos del asesinato de mi hijo”

Graciela sufrió una descompensación mientras declaraban los testigos.

La mamá de Fernando Báez Sosa se descompensó en medio del juicio. Graciela sufrió una descompensación mientras declaran los testigos. La atienden en una sala contigua.

María Graciela Sosa Osorio, la madre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en enero de 2020 frente a un boliche de Villa Gesell, había asegurado este lunes que ella es “una mujer acabada”, que su hijo “era un ángel” y que no comprende cómo chicos de su misma edad lo atacaron y le “arrebataron la vida”, al declarar en la primera audiencia del juicio a los ocho rugbiers imputados del crimen, que se lleva adelante en los tribunales de Dolores.

Por su parte, Silvino, esposo de Graciela y padre de la víctima, declaró también como testigo y recordó que fue un comisario de la policía bonaerense quien le avisó horas después del hecho que su hijo había muerto “en una riña”, pero que hasta que llegó a esa ciudad balnearia tenía un “poquito de esperanza de que fuera otro” el fallecido.

“Éramos inseparables. Éramos una familia feliz, humilde, que tratamos de inculcar los mejores valores a nuestro hijo. Era un chico muy sacrificado, desde chiquito”, dijo conmovida la mujer, al declarar como la primera testigo del juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC) 1 de Dolores.

“No comprendo, y nunca aceptaré, cómo chicos de la edad de Fer le hayan hecho esto. Lo atacaron por la espalda, lo tiraron por el piso, le reventaron la cabeza…ese cuerpito que yo lo tuve nueves meses en mi panza”, dijo en un tramo de un testimonio cargado de llanto y emoción, al punto de que en dos oportunidades la jueza que preside el tribunal le preguntó si estaba en condiciones de seguir.


EL JUICIO

Arrancó el juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa a dos años de su muerte en Villa Gesell. 

Quien dio nuevos detalles del caso fue Paula Bernini en TN. La periodista reparó en la estrategia que adoptaron los ocho acusados del crimen de Báez Sosa.

“Cada uno de los acusados entra con un personal de la policía que los custodia. Cada uno tiene su efectivo, no los mezclan. Les ponen las esposas cuando salen y se las sacan cuando ingresan a la sala”, arrancó la comunicadora.

Y continuó: “Están prolijamente vestidos y noté que no repitieron nada de la ropa de ayer. Todos tienen el mismo corte de pelo, cortito en la nuca y tupido arriba, y se lo realizaron en el penal”.

Sobre la actitud de los acusados dentro del Juicio, Bernini observó: “Entre ellos no hablan y no miran a nadie. Solo miran al frente, al tribunal, y no hacen ningún gesto ni atinan a mirar a los costados. No se sacan el barbijo”.

Ese fue el pie para que Paula diera un dato revelador: “Solo ayer, mientras Graciela Báez relataba cómo era su hijo y cómo se había enterado de su muerte, en un momento Máximo Thomsen se secó dos lágrimas. Nada más. Están como concentrados en lo que se dice, pero no manifiestan ni un movimiento”.

“Esto es estrategia de Hugo Tomei, el abogado defensor. ¿Cómo puede ser que no puedan ni bajar la cabeza? ¿O llorar? Ayer, el efectivo que tenía a cargo a Thomsen lloró durante toda la declaración. Intentó ocultarlo, pero las lágrimas no se pueden contener. ‘Si llorar, ya les dije que de alguna manera están culpándose’, fue lo que me dijeron. Es una estrategia rara. Van por la nulidad”, cerró Bernini en TN. 

Fuente: Eltrece

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Techera
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.