21°C
Overcast clouds
sábado 24 de septiembre
Netflix

La quinta temporada de “Cobra Kai” es la más violenta y oscura, pero su nostalgia sigue intacta

Ralph Macchio y William Zabka vuelven a lucirse en los roles principales de una trama que no pierde su esencia.

“El odio es el único sentimiento que no prescribe”. La frase de Ricardo Darín resonó en medio del Festival de Venecia, en el contexto del atentado a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Sacadas de ese espacio de debate y llevadas a otro, esas palabras también cobran un sentido diferente. En la quinta temporada de Cobra Kai esa sensación visceral aparece mezclada entre los personajes, como si no hubieran pasado los años. Aún así, todos intentan sacarse esa mochila impregnada en sus almas con la mira en un solo objetivo: vencer a uno de sus enemigos más odiosos.

El nuevo año de la serie protagonizada por Ralph Macchio y William Zabka tenía la difícil misión de no repetirse. Si bien en algunos aspectos no termina de hacerlo, sale indemne. Sus 10 episodios muestran a la temporada más violenta, descarnada y oscura de todas, pero sin dejar de apostar a la nostalgia que la caracteriza.

De qué se trata la quinta temporada de Cobra Kai

La quinta temporada de Cobra Kai empieza poco tiempo después de los acontecimientos que definieron el año anterior: John Kreese está preso, mientras que Cobra Kai fue tomado por completo por Terry Silver que arrasó con la moral de Daniel LaRusso y Johnny Lawrence.

Todos los chicos de "Cobra Kai". (Foto: Netflix)
Todos los chicos de “Cobra Kai”. (Foto: Netflix)

Pero, para condimentar esta dinámica con otra visión, Chozen, un exrival del protagonista de “Daniel-San” en Karate Kid, se volverá una de las piezas fundamentales del nuevo engranaje que se decanta con el correr de los capítulos.

En paralelo a los adultos, los chicos van resolviendo algunas de sus subtramas. Por un lado, Miguel va a México a buscar a su verdadero padre, mientras Johnny y Robby van tras sus pasos hacia ese país.

El resto del grupo, intentará lidiar con otras cosas: Sam, de su derrota en el torneo All-Valley; Tory trata de encontrar su camino lejos de las rencillas del pasado; y la familia LaRusso intenta apaciguar los ánimos de todos sus integrantes.

“Los guionistas hacen un trabajo tan hermoso al quitar las capas de cebolla de estos personajes y dejarlos evolucionar”, dijo Ralph Macchio, en una reciente entrevista con ET. Este dato que arroja el protagonista es clave: todos los integrantes del elenco avanzan hacia otro lado.

Cuáles son los puntos flojos de la quinta temporada de “Cobra Kai”

Al margen de la evolución de cada personaje, hay algo que se respira en el ambiente. Cobra Kai entró definitivamente en la adultez. Es por eso que las peleas, enfrentamientos y chicanas entre todos los personajes secundarios de los chicos son tan endebles.

Si bien no hay tantas luchas de ego o peleas amorosas, cada vez que salta alguna queda totalmente tapada por el argumento general: los adultos buscan volver a reencontrar el lugar que le sacaron.

El personaje de John Kreese está preso en esta temporada de "Cobra Kai". (Foto: Netflix)
El personaje de John Kreese está preso en esta temporada de “Cobra Kai”. (Foto: Netflix)

Ya no tienen mucho sentido las constantes vueltas adolescentes a los problemas de algunos personajes principales, de los que ya no se vislumbra el peso sistemático que tenían antes. Miguel y Robby son el mejor ejemplo de eso: sus arcos quedan totalmente tapados, aunque no se note tanto.

El humor en Cobra Kai, este año, no está tan explotado como en otras oportunidades. La oscuridad de la trama que tiene a Terry Silver como el gran villano, la ubican en un subsuelo espeso que no permite hacer brillar a cierta lógica lúdica que aparecía en las situaciones o luchas de los episodios más viejos.

Que funciona en la quinta temporada de “Cobra Kai”

Justamente, lo denso de la trama de esta nueva temporada de Cobra Kai es lo más atractivo, paradójicamente. Mientras que John Kreese todavía está presente, pero con un papel reducido y casi fuera de combate, la lucha tiene un solo enemigo: Terry Silver.

Thomas Ian Griffith, como Terry Silver. (Foto: Netflix)
Thomas Ian Griffith, como Terry Silver. (Foto: Netflix)

Thomas Ian Griffith construye un verdadero villano, cínico, implacable, psicópata y manipulador. Frente a ese poder del mal, no alcanzan las individualidades para contrarrestarlo. El grupo debe unirse ya que no le queda opción.

De esta forma, LaRusso, Lawrence y Chozen irán tejiendo cada vez más lazos personales para tratar de lograr el difícil objetivo de recuperar la mística perdida. En el medio, la cuestión se pone mucho más intensa. La sangre correrá, las peleas no son solo por el honor y todo se parece más a un policial con el espíritu ninja en el ambiente que a un drama de acción adolescente pasatista.

Ese bromance entre los personajes de LaRusso y Lawrence es otro de los puntos más destacados. Sin spoilear, hay muchos aspectos personales que los van acercando, lo que pone la lupa en la nostalgia y e imprime el mensajes más importantes que deja: dejar de lado el odio es lo único que hace avanzar hacia un mejor futuro.

Fuente: TN

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.