Argentina ya se entrenó en Dongguan, donde mañana enfrentará en cuartos de final a Serbia en lo que seguramente será el partido más difícil de lo va del Mundial de China.