Murió abrazada a su dueño, mientras sufría por la Pirotecnia

Magui, una bóxer adulta, no soportó los ruidos causados por los explosivos y murió de un ataque cardíaco en Esquel. Ningún veterinario de la zona atendió la urgencia.

Por este motivo, su dueña se expresó en las redes ante la tristeza y la bronca: “¡Ella era nuestra amada mascota! Se llamaba Magui y acaba de morir. Era viejita y le tenía terror a la pirotecnia. No sabíamos dónde más meterla mientras otros se divertían, ella la estaba pasando muy mal. Le agarró un ataque, llamamos a todos los veterinarios de Esquel para que nos ayuden ¡y ninguno nos atendió! La perra murió en los brazos de mi hijo, rogándome que llame a alguien para que la viniera a auxiliar”.

Así hizo su descargo Antonella Modasjazh luego de ver cómo Magui perdía la vida mientras su hijo mayor la abrazaba para contenerla.  “Les pido, por favor, dos cosas: pirotecnia cero; veterinarios hagan urgencias”, pidió la dueña de Magui en las redes.

El caso se hizo viral este fin de semana luego de que lo compartiera en sus redes la organización ADAE “Adoptá-Esterilizá-Educá” junto al escrito de Antonella.

En las tristes imágenes se ve a Magui siendo contenida en los brazos  del joven a causa de los ruidos de las explosiones. 

+ sobre este tema