inseguridad

"Papá si no le das plata me matan": el dramático momento que vivió un bahiense en un intento de secuestro virtual

Hugo Maceratesi, es un vecino bahiense que vivió horas de mucha tensión anoche cuando recibió un llamado telefónico de un número desconocido en la que la voz parecía tan real que sospechó que era su hijo. «tengo un revolver en la cabeza, si no le dás los dólares me matan» era el pedido del otro lado.

Luego según el crudo relato de Hugo dijo que una persona mayor agarró el teléfono y le explicó cuál era el pedido. «No me cortes el teléfono fijo, y dame el número de celular, y no me cortes».

Mientras estaba con los dos teléfonos al mismo tiempo respondía «no tengo dólares, tengo un poco de efectivo» y del otro lado le respondían «vos tenés dólares», y le empezaron a hacer un conteo de ejecución

De los nervios cortó el teléfono fijo, salió a la calle a pedir ayuda, y cuando recibió el segundo llamado, se volvió a escuchar «papá dale la plata, porque me matan».

«Cometí el error, de decirle dónde estaba y dije el nombre de mi hijo en la desesperación» dijo ante las cámaras de Canal Siete.

Por otra parte los delincuentes le decían «te subís a la chata blanca que va a pasar por ahí, y si no tenes la plata, los matamos a ambos». Justo cortó, apareció el patrullero, le explicó la situación y los uniformados le dijeron que seguro era un secuestro virtual, y al mismo tiempo pasaron dos camionetas blancas por el frente de la casa.

Maceratesi creyó que la situación era real porque dijo «hice llamados a la mamá de mis hijos y mi hijo y no me atendían».

«Ayer fueron 10 o 15 minutos terribles, ahora estoy más tranquilo, y me dijeron que es poco frecuente un tipo de secuestro verdadero en la ciudad, pero me di cuenta que está lleno de estafas telefónicas» concluyó el damnificado.

Participá de nuestra comunidad
Todavía no leíste
Últimas noticias

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.