Canal Siete
sábado 20 de julio

Destituyeron a la jueza de Chubut que en 2021 besó a un preso condenado a perpetua

En una votación dividida, el Tribunal de Enjuiciamiento resolvió este miércoles declarar un veredicto de culpabilidad y por mayoría dictó la destitución de Mariel Alejandra Suárez, la jueza de Comodoro Rivadavia que se besó con un preso en diciembre de 2021.

En una extensa exposición, Suárez hizo uso de su derecho a declarar y desestimó todos los cargos en su contra. Además, cuestionó la constitucionalidad de la comisión acusadora del Consejo de la Magistratura que tuvo a su cargo los hechos, según informó el portal local ADNSUR.

A su vez, la comisión ratificó en los alegatos la totalidad de los cargos expuestos a lo largo del proceso, en cuanto a imparcialidad de la letrada respecto a su desempeño a lo largo del juicio contra el imputado Cristian “Mai” Bustos.

Por su parte, el abogado defensor, Jorge Benesperi, como también la propia jueza, rechazaron los términos de la acusación y aseguraron que ella no se apartó de sus funciones durante y con posterioridad al juicio.

En este sentido, argumentaron que todo el proceso se basó en la difusión de un video registrado en el Instituto Penitenciario Provincial, el cual fue tomado y difundido de manera ilegal.

En cuanto a la votación, la Diputada Provincial Claudia Mariela Williams, el abogado Miguel Ángel Barletta y el Dr. Daniel Esteban Báez -este último presidente del tribunal- votaron de manera afirmativa por la destitución. Por su parte, quienes emitieron su voto en contra fueron la diputada Selva Mónica Saso y la abogada María Florencia Góngora.

Cómo fueron los encuentros entre la jueza y Cristian “Mai” Bustos: abrazos, caricias y selfies

El jefe de turno que la recibió el 29 de diciembre de 2021 contó que Suárez se reunió con “Mai” en el sector de aulas. En las cámaras el oficial vio un saludo “no habitual”: se toman de la cintura, se dan un beso en la mejilla y se sientan en el suelo detrás de un escritorio. Se acercan “demasiado uno al otro, presumiendo que se dan un beso”. Observó abrazos, caricias de pelo y hasta selfies.

Una cabo de la Sección Visitas dijo que la jueza entró con computadora, su celular, caramelos, sanguchitos y un budín. Su jefe de turno le comentó que “estuvieron muy cercanos, parecía que se estaban besando y por tal motivo, los filmó”. Es por ello que se labró un acta.

Un subcomisario a cargo de los internos declaró en el sumario que sabía que Suárez iría para una entrevista para un libro y él fue quien facilitó un espacio acorde para tomar apuntes. Luego su jefe de turno le informó situaciones con Bustos que “no son acordes”. Debido a esto, acordaron elevar un informe a Políticas Penitenciarias.

Otra cabo del sector Visitas testimonió que ese 29 le llevaba los partes de las visitas a su jefe, que miraba las cámaras. Ella se detuvo a observarlas y vieron “una situación rara”: ambos estaban sentados en el piso y Bustos, mientras le acariciaba el pelo, le da un beso.

Al día siguiente, el mismo subcomisario recibió a la jueza, que llevaba facturas para “Mai”. En ese momento le advirtió que ya existía un informe porque “habían estado a los besos” y que estaba filmada. Y le dijo que si iba a trabajar en un libro, que su visita sea solo para eso. La jueza negó todo y deslizó que el preso “le había tomado aprecio”.

Los comentarios publicados en canalsiete.com.ar podrán ser reproducidos total o parcialmente en la pantalla de TV, como así también las imágenes de sus autores.