Rocky, un verdadero luchador.
Según algunas fuentes, fue utilizado como perro de peleas. Fue rescatado en pésimo estado, pero su vida cambió rotundamente, gracias a quienes decidieron compromenterse con el caso y no miraron para un costado.