Tarjetas de crédito: Hay que frenar el débito para que el pago se postergue

Anoche el Banco Central anunció que se posterga hasta el 13 de abril, día en el que está previsto el final de la cuarentena, el vencimiento de las tarjetas de crédito que caían entre el 1 y el 12 de ese mes. Pero los clientes que pagan este resumen a través del débito directo tendrá que comunicarse con su banco para frenar ese pago. Si no lo hacen, la tarjeta se debitará en la fecha que estaba prevista.

A los clientes que no pagan con débito el vencimiento se les posterga automáticamente. Por el período que va del día del vencimiento original hasta el 13 de abril el banco no cobrará intereses ni punitorios.
Para los que pagan con débito directo desde la cuenta bancaria la opción es no hacer nada y que el dinero se debite en la fecha prevista o comunicarse con el banco para hacer el “stop debit”.

Según la política de cada entidad, el stop debit puede hacerse a través del call center o mediante el home banking. Algunos bancos requieren que se haga 48 horas antes de la fecha prevista, mientras que otras lo permiten hasta el mismo día del vencimiento.

El anuncio del Banco Central llegó ayer por la noche, minutos antes de que venciera la prórroga anterior. En la primera fase de la cuarentena, del 20 al 31 de marzo, la autoridad monetaria había dispuesto que los vencimientos de las tarjetas se postergaran al 1 de abril. Ayer había trascendido la versión de que no habría nueva prórroga, pero a último momento la entidad presidida por Miguel Pesce decidió equiparar los vencimientos con la cuarentena.

Para muchos usuarios pagar la tarjeta con los bancos cerrados era imposible porque necesitaban hacer efectivo el pago en la sucursal. O acceder a transferencias que requieren autorizaciones con las que hasta ahora no cuentan. Por eso durante todo el día reclamaron que los vencimientos volvieran a prorrogarse.

Como funciona

Un ejemplo para explicar como funciona la prórroga. Si el resumen vence el próximo lunes 6 y el cliente habitualmente lo paga yendo al banco, haciendo una transferencia o a través de sistemas como Pago Fácil o Rapipago, el vencimiento se paga al 13 de abril. No hay que hacer ningún trámite o pedido al banco.

Si ya tiene pactado el débito desde su cuenta, el cliente debe comunicarse con el banco para hacer el stop debit. Si no lo hace antes del 6 de abril, tiene la chance de pedir en los días siguientes que el pago se revierta.
Si el cliente no se comunica con el banco para pedir el stop debit antes o despues del vencimiento original, el pago se debitará el 6 de abril.

Pero hasta que el pago no se concrete, el banco no liberará el cupo de gasto. Es decir que quienes tienen la tarjeta muy cargada y están cerca del límite autorizado les va a quedar poco margen para seguir comprando hasta que el pago no se concrete.

La medida del Banco Central sobre el vencimiento de las tarjetas se conoció esta madrugada a través de la comunicación A6949. En ese texto también se definió que las sucursales estarán abiertos a partir de este viernes para atender cliente a jubilados y beneficiarios de prestaciones sociales.

Tarjetas: un requisito de los bancos complica el uso del home banking

Allí también se establece que los saldos impagos de los créditos otorgados por entidades financieras cuyas cuotas vencen entre hoy y el 30 de junio de 2020 no devengarán intereses punitorios.
En el caso de los vencimientos de tarjetas de crédito, los clientes podrán cancelarlas desde el 13 de abril “sin ningún tipo de recargo”. Y se estipula que desde ahora la tasa de financiamiento no podrá superar el 49%.

Antes de esta modificación la tasa máxima era de 55%. Pero sobre esa tasa hay que agregar los costos operativos, lo que hace que el costo financiero total anual no baje del 120%.
Respeto del stop debit, la circular detalla que “tanto el débito directo como el débito automático pueden ser reversados a solicitud de los clientes dentro de los 30 días corridos contados desde la fecha del débito.

La devolución de los fondos debe operar dentro de los tres días hábiles de la solicitud”. Esto implica que si el cliente no llegó a hacer el pedido del stop debit y el banco tomó el dinero para cubrir el vencimiento de la tarjeta, el cliente tiene la chance de pedir que ese pago se anule y le restituyan los fondos a su cuenta.

+ sobre este tema

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp